viernes, 26 de diciembre de 2008

Soplo de buenos deseos


Espero que nunca te falte la alegría de contar con alguien con quien compartir las cosas. Deseo que a veces, sólo a veces, consigas lo que anhelabas en vez de lo que necesitabas. Espero que siempre cuentes con buenos recuerdos a los que puedas recurrir para soportar los malos tiempos. Te deseo la mejor de las pequeñas satisfacciones, abrir un libro muy conocido, la tersura de la página, las primeras palabras familiares... Espero que tengas la dicha de encontrar el regalo perfecto para las personas que quieres. Deseo que muchas veces en tu vida, puedas experimentar la sorpresa de hallar algo mejor de lo que te atreviste a esperar.

P. Brown



Te deseo primero que ames, y que amando, también seas amado. Y que, de no ser así, seas breve en olvidar y que después de olvidar, no guardes rencores. Deseo, pues, que no sea así, pero que si es, sepas ser sin desesperar.

Te deseo también que tengas amigos, y que, incluso malos e inconsecuentes, sean valientes y fieles, y que por lo menos haya uno en quien puedas confiar sin dudar.

Y porque la vida es así, te deseo también que tengas enemigos. Ni muchos ni pocos, en la medida exacta, para que, algunas veces, te cuestiones tus propias certezas.
Y que entre ellos, haya por lo menos uno que sea justo, para que no te sientas demasiado seguro.

Te deseo además, que seas útil, mas no insustituible. Y que en los momentos malos,
cuando no quede más nada, esa utilidad sea suficiente para mantenerte en pie.

Igualmente, te deseo que seas tolerante; no con los que se equivocan poco, porque eso es fácil, sino con los que se equivocan mucho e irremediablemente, y que haciendo buen uso de esa tolerancia, sirvas de ejemplo a otros.

Te deseo que siendo joven no madures demasiado de prisa, y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer, y que siendo viejo no te dediques al desespero. Porque cada edad tiene su placer y su dolor y es necesario dejar que fluyan entre nosotros.

Te deseo de paso que seas triste. No todo el año, sino apenas un día. Pero que en ese día descubras que la risa diaria es buena, que la risa habitual es sosa y la risa constante es malsana.

Te deseo que descubras, con urgencia máxima, por encima y a pesar de todo, que existen, y que te rodean, seres oprimidos, tratados con injusticia y personas infelices.

Te deseo que acaricies un gato, alimentes a un pájaro y oigas a un jilguero erguir triunfante su canto matinal, porque de esta manera, te sentirás bien por nada.

Deseo también que plantes una semilla, por mas minúscula que sea, y la acompañes en su crecimiento, para que descubras de cuántas vidas está hecho un árbol.

Te deseo, además, que tengas dinero, porque es necesario ser práctico. Y que por lo menos una vez por año pongas algo de ese dinero frente a ti y digas: "Esto es mío",
solo para que quede claro quién es el dueño de quién.

Te deseo también que ninguno de tus afectos muera, pero que si muere alguno, puedas llorar sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable.

Te deseo por fin que, siendo hombre, tengas una buena mujer, y que siendo mujer,
tengas un buen hombre, mañana y al día siguiente, y que cuando estén exhaustos y sonrientes, hablen sobre amor para recomenzar.

Victor Hugo

viernes, 19 de diciembre de 2008

Hada de alas rotas


A simple vista, la imagen es de un hada con alas rotas, pero si miramos con detenimiento podemos observar que en lugar de llorar la evidente pérdida de su ala, no se le nota triste, sino que parece tranquila y sonriente. Al verla, no puedo dejar de pensar en las palabras que hace ya algún tiempo me escribió un amigo (el mismo que me regaló esta imagen), cuando mencionó que "los humanos somos seres de una sola ala, necesitamos abrazarnos los unos a los otros para poder volar"... y creo que tal vez el hada de la imagen piensa exactamente en eso, y sabe que lo único que necesita para poder volar son ganas y otro ser alado que la acompañe en su vuelo.

Los seres alados nunca sabremos cuál será la última caída ni qué tan grave será, pero nuestro impulso de seguir soñando y creyendo que todo es posible, evitarán que detengamos nuestro vuelo. Incluso es posible que nos detenegamos temporalmente después de una de esas caídas, pero a la larga retomaremos el vuelo.

Un hada es un hada, su naturaleza no impedirá que siga soñando a pesar de que sus alas no estén intactas y siempre seguirá devolviendo la magia a todos los que crean en ella.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Hay tácticas y hay tácticas


Cada año para estas fechas salen a flote las preguntas de mis familiares, amigos y conocidos para intentar identificar qué quiero para mi cumpleaños. Las tácticas para obtener información varían de una persona a otra. Unos recurren a las mentiras blancas y me llevan de compras para que los acompañe a comprarle un regalo a alguna "amiga del trabajo", algunos me hacen interrogatorios y dependiendo de lo que yo responda, van desechando o considerando las posibles opciones que tienen en su cabeza. Otros son más directos y simplemente me preguntan qué quiero para mi cumpleaños y a donde quiero ir, pero también están los más ingeniosos, que no pierden oportunidad de llevar una conversación normal al tema de los "regalos", y hasta hay unos que son capaces de idear lo que sea con tal de mirar la talla de alguna de mis blusas.

El asunto es que todo el tema me parece un tanto gracioso por un lado, porque tarde o temprano termino percatándome de la finalidad de tanto alboroto y no puedo negar que a veces me divierten ciertas actuaciones inesperadas de algunos, pero a la vez lo considero algo innecesario porque no soy materialista y todos los que me conocen bien, lo saben. Usualmente me siento mejor regalando algo que recibiendo un regalo, pero aún así, sé que todos quieren darme algo que me guste; lo que no termino de entender es cómo, a pesar de "tantos" años, le metan tanta mente al tema de mi regalo, sabiendo que no soy nada exigente en ese aspecto y que siempre voy a preferir otro tipo de atenciones: momentos agradables, buena compañía, que no se olviden de que existo, que alguien me diga las palabras justas cuando lo necesito, un detalle tonto que no espero, que me comprendan como soy y manos amigas que me apoyen sin importar el qué el cómo o el cuándo... todo eso es mejor que cualquier regalo material.

Si hoy tuviera que elegir el regalo perfecto para mi cumpleaños, preferiría tener a todos mis amigos y seres queridos cerca de mí juntos ese día, en un solo lugar y que cada uno me regalara un abrazo. Sé que no es algo tan posible de lograr porque muchas de esas personas que aprecio tanto están bastante lejos; lo que sí es seguro es que siempre los llevo a todos conmigo en mi mente y mi corazón y que realmente siento que son valiosos para mí, porque cada uno es especial a su modo y a cada uno lo quiero diferente... Es por eso todos son y serán siempre mi mejor regalo.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Puerto seguro


Todos tenemos un lugar en el cual nos sentimos cómodos y seguros, ese lugar en dónde nos sentimos demasiado bien, en paz y felices, aunque el resto del mundo se esté derrumbando... y nada nos importa más cuando estamos allí, sólo disfrutar de esa gratificante sensación que nos da el saber que estamos justo donde debemos estar, en un lugar mágico y perfecto, hecho sólo para nosotros.

Para algunos es un lugar físico, que puede ser al aire libre o en un lugar un poco más privado; para otros es algo lógico, como un momento o un recuerdo vivido; y para muchos otros puede ser una cosa o una persona. Lo cierto es que todos lo necesitamos, en mayor o menor medida, y por eso siempre regresaremos a ese lugar una vez que lo encontremos e identifiquemos como nuestro espacio o nuestro oasis. Lo mejor de todo es que no necesariamente tenemos que regresar físicamente para sentir que estamos allí, ya que nuestra mente es mágica y es capaz de reconstruir todo lo que hemos vivido sólo con que cerremos los ojos y queramos dejarnos llevar por unos instantes.

Hoy necesito recurrir a ese lugar, pero factores como la distancia, el tiempo y una que otra obligación no me lo permiten, así que pretendo desconectarme por un par de horas y llegar allí, aunque sea mentalmente. Ya que no puedo estar allá, lo mejor que puedo hacer es imaginar... soy buena en eso, así que no debe irme mal. Y más vale que lo logre, porque lo necesito con urgencia.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Madre


Las madres no son perfectas, eso es cierto... tienen sus defectos como el resto de los seres humanos, pero aún así, todas son admirables de una u otra manera, ya que la naturaleza les provee de cierto instinto del que seguramente carecemos las que no hemos tenido el placer de ser madres aún (aunque tal vez todas las mujeres tenemos ese instinto sólo esperando el momento justo para materializarse).

A pesar que no siempre estemos de acuerdo con ellas, que sintamos que exageran al sobreprotegernos, que no entienden lo que vivimos y que nos regañen aunque ya seamos grandecitas, ellas son nuestras madres, y por lo general actuan sabiamente sin que siquiera lo notemos.

La última conversación que tuve con mi madre no fue del todo agradable; para empezar, inició diciendo: "Me cuentas ya mismo todo lo que te pasa justo como lo hacías con tu padre..." y al final, mi sinceridad terminó abrumándola, preocupándola y alterándola. Admito que me siento un poco culpable por darle dolores de cabeza de este modo y hoy el sentimiento de culpa me pesa mucho más porque es día de las madres en Panamá. Por lo general, papá siempre mediaba en estos momentos, pero ya él no está entre nosotros y tendremos que resolverlo solas. Hablando se entiende la gente, no? Las dos tenemos razón en parte, tal vez sólo es cuestión de hacer lo posible por entendernos mutuamente.

lunes, 1 de diciembre de 2008

El corazón no se gobierna


Es increíble que una película pueda cautivarme sólo con un título y una frase. Sucede que fui al cine hace unos días, miré el afiche en la entrada de una de las salas y me atrapó totalmente en todos los sentidos... fue como amor a primera vista. Ni siquiera sé de qué trata, desconozco los actores, no he leído ni escuchado nada de ella, pero tengo que verla. Sí, sé que soy un poco antojada, sin embargo, hay algo me hace presentir que este antojo valdrá la pena.

Ahora tengo el otro dilema: verla con alguien que disfrute la película igual que yo y no le dé por dormirse, o ir a verla sola, como he hecho varias decenas de veces. Ya veremos... por ahora, voy a esperar un poco para correrme el gusto, sólo para alimentar un poquito más mi ansiedad y disfrutarla mejor cuando la vea. Espero que nadie vaya a arruinarme la sorpresa contándome de qué se trata, pero si alguien intenta hacerlo, prometo cerrar los oídos.

Premio otorgado por Nuka


Como se lo comenté a mi cariñosa y bondadosa amiga, no creo merecerlo, pero lo agradezco. En el último mes he descuidado mucho este espacio, más de lo que hubiese querido pero lo hice. Por razones múltiples, algunas de peso, otras que carecen de valor, pero el resultado es que no atendí este blog como lo había estado haciendo desde hace meses.

Aún así, veo que algunos siguen leyéndome, y eso lo agradezco demasiado.

En esta ocasión paso el premio a:
Eowyn y su blog A la sombra de los pinos
Andrés y su blog Punto Vulnerable
Mario Alonso y su blog Inquietudes
Eurice y su blog El oscuro y polvoriento desván de mi memoria
Y tal vez seré la primera en devolver un premio a quien se lo otorgó, pero realmente considero que Nuka lo merece dos veces por todo lo que expresa en su blog.

Así que gracias nuevamente, por el premio, por seguirme y por tus comentarios.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Volver sobre mis pasos


Hace unos días visité una pequeña ciudad y llegué bastante temprano para encontrarme con la novedad de que todo el mundo dormía, y que no tendría manera de encontrar información turística hasta las 10 am. Como no estaba dispuesta a desperdiciar 3 horas de mi vida esperando, decidí tomar un camino cualquiera, como he hecho otras veces, para intentar llegar a una de las múltiples cúpulas de los antiguos edificios de la ciudad y me encontré de todo: canales, edificios de lindas arquitecturas, campanarios, nieve, una ciudad parecida a Venecia, con paisajes impresionantes, un viento delicioso, una torre con una vista completa de la ciudad, graciosos senderos, un banco, un lago y hojas otoñales sobre los caminos. Sin embargo, mientras me adentraba a la ciudad pensaba en el camino de vuelta y me encontré a mi misma con una sensación extraña, mezcla de fascinación y miedo; fascinación porque sabía que la experiencia podría resultar interesante, y miedo porque me preocupaba el hecho de no poder encontrar el camino de vuelta a la estación y regresar en las mismas condiciones en que había llegado.

Algo parecido me sucede cuando emprendo alguna nueva experiencia personal; por lo general quedo totalmente paralizada entre esos dos pensamientos y puede que al inicio vacile un poco (o bastante) antes de tomar una decisión, por aquello de "no poder volver sobre mis pasos" y más que eso, me preocupa que aunque siempre tenga la posibilidad de regresar, ciertas cosas, situaciones, personas y sentimientos pudiesen no quedar igual después de ese regreso... la sola idea de imaginármelo puede aterrarme demasiado. Por lo general, la fascinación y mi curiosidad pueden más que el miedo, como en el caso de la visita a la ciudad aquella; pero hay unas pocas veces en que prefiero no hacer nada, permanecer pasiva, o peor aún, regresarme a medio camino con las manos vacías.

Ahora mismo paso por esta situación y entre las cosas que a veces pienso, me pregunto si lo que hago está bien o no, si no estaré siendo irresponsable... quiero detenerme? quiero volver a dónde estaba antes? Definitivamente no, el camino hacia delante parece ser mejor de lo que pensé, pero no puedo negar que varias veces he mirado sobre mi hombro para visualizar el antes y el después. Aún así, prefiero seguir adelante esta vez y ver por mí misma si me encontraré con un lindo paisaje al final del camino (si es que tiene final) o si por el contrario sólo tendré un precipicio bajo mis pies, por el que tenga que caer irremediablemente. Sea lo que sea con lo que me encuentre, tendré que asumir las consecuencias de lo que pase, porque me metí yo sola en esto... o no? Ya ni recuerdo.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Sigo callada...


Sigo sin hablar mucho por acá, lo sé, y no porque no tenga nada que decir o porque quiera ocultar algo, sino todo lo contrario, a veces las cosas que nos suceden son demasiadas como para poder saber por dónde empezar a explicarlas.

Ocasionalmente hago el análisis en mi cabeza y descubro que tampoco sería capaz de explicar nada, porque ni yo misma entiendo bien qué pasó y qué pasa. No es algo que piense demasiado, pero sí, admito que a veces ese pensamiento se pone a rondar por minutos en mi mente y me aniquila en serio. Últimamente lo evado con un "ni siquiera lo pienses", pero a los días regresa y termino pensando.

Sólo espero que entre todo lo que me robaron semanas atrás, no se hayan llevado también la poca inspiración que tenía. Diría que es una epidemia, como otras personas han mencionado por aquí, pero estoy casi segura que las causas son diferentes... al menos la mía es diferente, porque tiene nombre y apellido.

martes, 11 de noviembre de 2008

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Y ahora qué?


Sí, sé que debería hablar de mi país y de mi ciudad, no de otra, pero acá estoy ahora, en Buenos Aires, Argentina, aprovechando mis vacaciones para visitar y pasar tiempo con algunos amigos a quienes le debía algo de tiempo.

Hoy en especial amaneció nublado en Buenos Aires y mi corazón está igual... creo que estoy cansada de moverme demasiado y que todos sientan que no pertenezco a ningún sitio. Hoy, me siento como diría Arjona en una de las canciones que compuso para Ricky Martin: "Tengo ganas de anclar y otras tantas de huir a un sitio perdido"... No podría describirlo de una mejor manera.

He conocido muchos sitios, me he enamorado de muchos lugares, siento que algo de mí queda en cada ciudad que visito y algo de cada ciudad siempre me llevo conmigo, pero creo que dejé mucho de mí en la última ciudad que visité y me traje demasiado de esa ciudad conmigo. La consecuencia: ahora me siento terriblemente incompleta. Tuve una fuerte lucha conmigo misma, más de una vez, para no bajarme a medio camino hacia Buenos Aires y devolverme a esa otra ciudad en donde estuve por 48 horas... No sé si hice bien o hice mal, si fui valiente o cobarde al continuar mi camino, pero seguramente ésa es la causa de que sienta el alma poco herida... "Tengo ganas de no tener ganas".

miércoles, 22 de octubre de 2008

Todo sigue como estaba, hasta él


Ya estoy de vuelta en mi país y hago lo posible por alinearme a mi nueva realidad. La experiencia de regresar nuevamente y ocupar "mi lugar" ha sido buena en general. Mi familia y mis amigos están bien, mis sobrinas están grandísimas, más bellas, igual de juguetonas y adorables. Al parecer todos me siguen queriendo porque pasé más de 3 horas saludando gente desde mi llegada y recibía a cada minuto un nuevo abrazo... eso me hizo increíblemente feliz y agradezco a todos aquellos de los cuales recibí esa linda muestra de cariño, aunque no me dieron tiempo de descansar mucho después del largo viaje, pero ellos fueron mi mejor recompensa.

Mi trabajo sigue estando allí, pero ahora tengo nueva oficina y más responsabilidades. Mis compañeros todavía me recuerdan y al parecer me extrañaban, porque me dieron un lindo recibimiento que no esperaba. Mi apartamento está intacto, doy gracias a Dios el no haberlo alquilado estos meses, porque seguramente no lo habría recibido en las mismas condiciones si lo hubiera hecho. Disfruté dormir una vez más en mi cama (la cama más comoda del mundo)... Me hizo falta la vista de mi ventana, pero por ahora me basta con imaginar lo que pudiese ver a través de ella.

Mi pequeña Panamá sigue estando linda, cada vez con más edificios, con la gasolina más barata, con sus octubres terriblemente lluviosos, con la larga línea de barcos que se ve desde la ciudad, los ruidos en las calles, su tráfico, su gente, con la alegría y carisma que la caracteriza, con temas de política a la orden del día y en todos los noticierons debido al próximo período de elecciones, con una latin american idol que yo desconocía por haber estado un poco "desconectada" de la realidad panameña, con una medalla de oro olímpica en salto largo que tampoco disfruté ni celebré como debía, con los trabajos de ampliación del canal que ya inician, y muchas otras cosas más que la definen.

Mi lugar favorito sigue allí, con su banco y todo, incluyendo el joven intruso que en ocasiones lo ocupa aún sabiendo que es mi banco preferido del lugar. De hecho, me sorprendió un poco llegar el lunes a mi banco y descubrirlo a él sentado allí, justo como lo dejé hace 8 meses y medio, bajo la promesa tonta de cuidarlo por mí. Hasta tuve la ligera impresión de que no se había movido ni un centímetro desde mi partida y eso me provocó una sonrisa. A pesar de que él y yo sómos sólo un par de desconocidos que comparten la preferencia de un simple banco, no puedo negar que me causó algo de felicidad verlo allí, igual que siempre, ocupando mi lugar y esperando que yo llegara para cedérmelo, porque de alguna forma eso me indica que las cosas están justo como las dejé, que no ha habido mayor variación, que todo y todos siguen allí, como si hubieran detenido el reloj para esperarme, guardando todo lo que me correspondía recibir y tener.

Me siguen queriendo de la misma manera (o más), al igual que yo a ellos, y eso es lo importante.

sábado, 18 de octubre de 2008

Hasta pronto!


No... no los dejo, sólo parto hacia mi querida Panamá dentro de unas horas y tengo un montón de preguntas dándome vueltas en la cabeza: cómo estarán todos? cómo estará todo? habrá cambiado la imagen de la ciudad? me seguirán queriendo igual los que me querían antes de irme? ya se habrán acostumbrado a que no estoy? y mi banco? será que alguien se adueñó de él mientras yo no estaba? seguirá por ahí la persona que a veces lo usaba hasta que supo que era mío? qué tanto voy a extrañar Hawai? me darán ganas de regresarme pronto? podré regresar pronto? quienes estarán esperándome en el aeropuerto? cuánto habrán crecido mis sobrinas? se acordarán de las bobadas que jugábamos antes de irme? estaré olvidando algo? me habré despedido de todos los que debía despedirme? pagué todo lo que debía? podré comerme todo lo que está en el refrigerador antes de irme? por qué me siento tan rara?

Siento una mezcla extraña de felicidad, melancolía, ansiedad, indecisión, nerviosismo y desasociego. No sé si sonreír, estar seria o llorar. Pero para atrás ni para tomar impulso, me subo a ese avión porque me subo. Es cierto que dejo mucho acá, pero será grato disfrutar lo que me espera. Aún así, digo "Hasta pronto!" porque pienso volver algún día a mi segundo hogar, aunque sea para tomarme unas cortas vacaciones.

La próxima vez que deje mis pinceladas por acá, lo haré desde mi país.

Nos vemos!

miércoles, 15 de octubre de 2008

De verdad tengo que irme?


Esto es clásico: me pasé 8 meses pensando en el día que podría regresar a mi país y ahora me pregunto por qué "tengo" que irme. En realidad mis "tengo" tienen nombres y apellidos; en primer lugar mis familiares, en segundo, mis amigos, y tercero, mis compañeros de trabajo. Si lo pienso detenidamente, de nada me sirve estar en el paraíso, si no los tengo a todos ellos juntos.

Esta vez estoy más animada a hacer mi equipaje, de hecho, ya adelanté algunas valijas que están esperando por mí en Panamá. Pero, siento una melancolía extraña... el haber estado acá varios meses deja sus huellas. Mentiría si les dijera que bailo en un pie por irme, porque acá lo único malo son los precios, todo lo demás es excelente. Será por eso no me he quejado casi nada en estos meses? Seguramente.

A pesar de todo, tengo que agradecer la oportunidad que me ha dado la vida de estar acá, de poder conocer 6 maravillosas islas del archipiélago de Hawai y de poder compartir una experiencia única, enriquecedora e inolvidable con gente de tantos países. Sin lugar a dudas, éste es un lugar en donde los sueños se hacen realidad... tendré que regresar en algún momento.

domingo, 12 de octubre de 2008

Cómo decirle a un hada que deje de soñar?


Hoy amanecí un poquito diferente, porque es una de esas veces en las que simplemente no puedo detener a la fuerza el millón de mariposas que llevo dentro y se me escapan. A veces pasa, que sin motivo alguno, les da por irse a volar y me arrastran con ellas. Nada lo ocasiona (eso creo), pero cuando pienso que el asunto está superado, ellas vuelven a revolverme la existencia.

No estoy acostumbrada a renunciar a mis sueños, usualmente hago lo posible e imposible por alcanzarlos, al punto que me pongo medio testaruda cuando de sueños se trata. Aún así, existen algunos anhelos a los que renuncio casi desde el principio; son pensamientos que la mente desecha porque en el fondo la razón sabe que es imposible o que no va a resultar, pero el corazón tiene mente propia y hace lo que se le da la gana... si alguien encontrara la fórmula para ir en su contra, sin lugar a dudas se haría millonario, porque sé que hay miles de personas como yo intentando sobrevivir a esa eterna lucha.

Ahora mismo estoy en la difícil tarea de devolver a todas esas mariposas a su lugar, para que no trastornen el resto de mi ambiente. No es tan sencillo, pero sé que voy a poder hacerlo en un par de horas... o días. No podemos estar soñando todo el tiempo, y mucho menos con cosas imposibles.

sábado, 11 de octubre de 2008

Premio al esfuerzo personal


Uno de los motivos de esta entrada es primeramente agradecer a Nuka el premio que me otorgó hace algunos días en su blog, por mi entrada "Estaremos bien". Le agradezco mucho a esta linda personita, que además siempre pasa por mi blog a leer y comentar, lo que demuestra que me tiene muy presente, a pesar que últimamente no paso mucho por estos lados.

Cuando empecé a escribir este blog lo hice como una forma de desahogo y sin pensar que alguien alguna vez comentaría en él, pero para mí sorpresa, tengo fieles visitantes, lectores y comentadores... ése es el mayor premio que todos pueden darme.

Otro de los motivos de esta entrada es premiar también a otras 7 personas quienes considero merecedores de este premio:

1. A Brittany y su blog "Diario de una neurótica", por su forma natural y fluida de escribir y transmitirnos lo que piensa, y por singular modo que tiene de describir vivencias en sus escritos.

2. A Simplemente yo y su blog "Curando el corazón", por su sensibilidad y por abrirnos el corazón con cada una de las entradas que publica, sin el menor temor de ser criticada, juzgada, rechazada o atacada.

3. A Pablo Mariosa y sus escritos, por la fidelidad que tiene con cada uno de sus lectores al regalarnos cada sábado sus reflexiones de una manera jovial, pura y diferente.

4. A Srta. Bomba de Humo y su blog "Mi subconsciente hablando de más", por la valentía que tiene de escribir lo que pasa por su mente y su corazón, y también por atreverse a borrar todo su blog y empezar de cero sólo porque así lo sintió.

5. A Onubius y su blog "Girando a mi alrededor", por exteriorizar sus pensamientos y sentimientos, describiendo todo lo que gira a su alrededor, mientras decora su escencia con exquisitos tonos azules y naranjas.

6. A Eowyn y su blog "A la sombra de los pinos", por la constancia de sus escritos en su blog y por la frescura y naturalidad que expresa en todo lo que escribe.

7. A Mariana y su blog "La soledad y el sentimiento de no ser queridos es la más terrible de las pobrezas" por los constantes mensajes de motivación que nos comparte, los cuales son capaces de dejar huellas en lo más profundo de nuestros corazones.

Muchas felicidades a todos y mil gracias por leerme. Espero que disfruten este premio y que lo compartan con otros si así lo sienten.

sábado, 4 de octubre de 2008

La otra cara de la moneda


Sí... sólo faltan dos semanas para mi regreso a casa y me siento tan feliz de sentir la cercanía a mi tierra a la vuelta de la esquina... hasta puedo sentir su olor. Mi imaginación se queda corta cuando intento construir en mi mente el reencuentro con mi familia, mis amigos, compañeros de trabajo, mi casa, mi lugar favorito y todo lo que es mío y no lo tuve cerca por 8 meses.


Pero también está la otra cara de la moneda porque siempre hay peros cuando uno modifica las variables de la ecuación y ciertos parámetros constantes para desafiar distancias. Mi pero, es que acá no la he pasado mal, porque conocí gente maravillosa que llegué a apreciar en todos estos meses, quienes han sido mis amigos, compañeros y casi mi familia durante este tiempo y, para qué mentirles? Hawai es un paraíso terrenal, no me cansaría de vivir acá nunca, estas islas son lo máximo y sé que voy a extrañar este sitio que también ha sido mi hogar. También voy a extrañar caminar sólo dos cuadras para llegar al trabajo, a la playa o a los centros comerciales. Y ni hablar de la gran ventana que tengo en mi habitación, la cual me permite dormir viendo las estrellas y admirar la playa en cada amanecer sin tener que moverme a un centímetro de mi cama (ojalá pudiera llevarme la ventana aquella).

A veces quisiera que las distancias fueran más fáciles de alcanzar por todos o que el mundo fuera tan pequeño que pudiera estar en todos los lugares que me encantan a la vez y estar cerca a todas las personas que quiero. Ése es un sueño imposible, verdad? Soñar no cuesta nada... o me equivoco?

lunes, 29 de septiembre de 2008

No pienses... sólo siente


¿Qué haríamos si no tuviéramos que pensar en diferencias, en condiciones sociales, en distancias, en edades, en lo que tenemos, en lo que hace falta, en lo que hemos logrado y lo que no? ¿Qué pasaría si no existiera ningún obstáculo entre nosotros y lo que queremos, si no tuviéramos que renunciar a nuestros sueños por causas externas o por complacer a otros? ¿qué tal si pensáramos menos en el "qué dirán" y creyéramos más en lo que nos dice el corazón?

Seguramente seríamos más felices. Nos iría mejor si dejamos a un lado las ideas preconcebidas y las preocupaciones que usualmente nos roban más de un momento de alegría. ¿Será posible hacer eso? Tal vez lo hemos hecho por algunos minutos, incluso horas... Yo espero alguna vez poder hacerlo al menos por un día y así materializar por completo la idea de "sólo sentir sin pensar demasiado"... Puede que suene un poco loco, pero también parece mágico, y a cualquiera le haría bien un momento de magia.

viernes, 26 de septiembre de 2008

Estaremos bien



Casualmente ayer le comentaba a una amiga que si tuviéramos la facultad de ver un poco hacia adelante nuestra vida mientras pasamos por algún momento de decepción, sabríamos que al final del camino estaríamos bien y que eso, que hoy consideramos intolerable y demasiado difícil de superar hoy, no es más fuerte que nosotros ya que siempre encontraremos la forma de salir adelante.

Muchas veces escuché a mis padres y otras personas mayores que yo decirme: "No te preocupes, estarás bien"... en su momento no los entendí y hasta me enojé en más de una ocasión cuando escuchaba esta frase. Hoy miro hacia atrás y veo que realmente tenían razón, porque las cosas que me preocupaban hace 5 años hoy están resueltas, y si miro 10 años atrás, hasta puedo reírme de mí misma recordando las cosas que pensaba, quería, hacía y hasta las que me robaban el sueño.

Ahora me toca a mí decirle a varios: "No te preocupes demasiado, vas a estar bien". Sé que algunos tienen sentimientos encontrados cuando escuchan esta frase, pero es una realidad, y hoy lo puedo decir con propiedad porque soy un vivo ejemplo de eso.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Fechas...



Voy deshojando mi calendario y al mismo ritmo se van descubriendo los miedos que tenía guardados, mientras transcurren los días en que se acerca esa fecha... Y siento miedo de derrumbarme a causa de los recuerdos, de echar a perder el buen humor que he mantenido por tanto tiempo, de sentirme al borde de un precipicio y a un paso de caer. Tal vez algunos entiendan de qué hablo, lo más seguro es que la mayoría no tenga ni idea... quizá es mejor así... Definitivamente, no soy tan fuerte como muchos creen.

lunes, 15 de septiembre de 2008

Diccionario hawaiano (Parte II)



Otras palabras en hawaiano:

Bienvenido: E komo mai
Buena suerte: Pomaikai
Que te mejores: E ola
Perdón: E kala maioe iau
Felicidades: E pili mau na pomaikai me oe
Hasta que nos volvamos a ver: A hui hou
Perro: ilio
Gato: popoki
Pez: ia
Pájaro: manu
Cerdo: puaa
Vaca: pipi wahine (hembra) pipi waiu (macho)
Caballo: lio
Enero: Ianuali
Febrero: Pepeluali
Marzo: Malaki
Abril: Apelila
Mayo: Mei
Junio: Iune
Julio: Iulai
Agosto: Aukake
Septiembre: Kepakemapa
Octubre: Okakopa
Noviembre: Nowemapa
Diciembre: Kekemapa
Honolulu: Bahía protegida
Waikiki: Agua que mana de la tierra
Haleakala: Casa cerca del sol
Makawao: Comienzo del bosque
Pukalani: Puerta divina
Kailua: Dos mares
Mauna Kea: Montaña blanca
Rojo: ula
Azul: uli uli
Negro: ele ele
Verde: omaomao
Púrpura: poni
Rosa: akala
Amarillo: melemele

domingo, 14 de septiembre de 2008

La historia es un poco larga de contar



Pero para resumir diría que el castillo es mío... el lago y sus jardines también. Y si fuera una noche de luna llena, también sería mía =)

martes, 9 de septiembre de 2008

Un instante mágico



Hace sólo un par de días soñé con ese momento único y especial en donde descubrimos que la persona que está a nuestro lado es la persona capaz de hacernos inmensamente felices. Ese instante me pareció tan perfecto que quisiera volver a repetirlo.

En mi sueño yo estaba sentada sobre la hierba frente a un lago rodeado de montañas, a mi lado estaba alguien y hablábamos de un millón de cosas, mientras yo disfrutaba de su compañía y de su cálido abrazo... Hubiera querido congelar el tiempo en ese momento y hacerlo eterno, pero el teléfono (la llamada de mi madre) me despertó antes de que pudiera percatarme de que nunca miré su rostro.

De más está decir que me quedé con las ganas de saber quién era ese personaje que me hacía sentir extremadamente bien y hasta quise dormir nuevamente para continuar mi sueño, pero fue un intento inútil... Ahora creo que tal vez es mejor no saber... quién es "Él".

miércoles, 3 de septiembre de 2008

¿Te gusta mirar la luna cuando está llena?



A mí sí... A veces pienso tonterías mientras la miro... como por ejemplo, que es posible que en algún lugar del planeta habrá un tonto igual que yo, viendo la misma luna y pensando lo mismo... En que puede que exista una persona exacta para mí, que le gusten las mismas cosas y con la que pudiera pasar una vida sin aburrirme.

Puede ser que algunas otras personas hayan pensado lo mismo... y es que quizá no somos tan diferentes unos de otros.

♪♪ Tal vez detrás de la luna estarás, como el sueño más difícil de hallar... ¿No comprendes que yo vivo por ti?... ¿dónde estarás? ♪♪

sábado, 30 de agosto de 2008

La mejor definición de amar que conozco



"Sabes que amas a alguien cuando es la primera persona en que piensas cuando despiertas y la última que ves con los ojos cerrados antes de dormirte...
Cuando prefieres sólo hablar con esa persona que hacer cualquier otra cosa con alguien más...
Cuando no le encuentras defectos y eres capaz de perdonarle cualquier error...
Cuando recuerdas cada detalle que te dice, sus gustos, sus ilusiones y sus sueños...
Cuando eres capaz de renunciar a tu propia felicidad por ver a esa persona feliz aunque sea con alguien que no seas tú...
Cuando algo dentro de ti te dice que jamás la olvidarás...
Cuando sonríes con sólo recordarla...
Cuando puedes adivinar lo que siente y quiere decir, sólo con mirarla a los ojos"




PD: no la saqué de ningún libro ni me la inventé... me la dijo mi papá alguna vez; había olvidado parte de "su definición de amar", pero al amanecer del día de hoy, me pareció escuchar que la recitaba palabra por palabra, justo como me lo dijo hace más de un año.

miércoles, 20 de agosto de 2008

Un vuelo más


Hace un par de días, ante la cercanía de mi viaje de trabajo, sentía las mariposas intranquilas en mi estómago. Supongo que inconscientemente quería quedarme en mi lugar, dejar de moverme tanto para variar, sin ni siquiera sospechar que disfrutaría tanto el vuelo. Sí, lo digo textualmente: "disfruté del vuelo", aunque por lo general suelo dormir mientras me traslado de un lugar a otro para recuperar energías.

El hecho es que pude ver cosas a las que no estoy acostumbrada a observar, por aquello de haber nacido en país pequeño, casi diminuto. Fue increíble ver la selva amazónica en toda su extensión desde el avión y ni hablar del río Amazonas que parecía no tener final... me sentí tan pequeña en esos momentos y hasta un poco indefensa. El atardecer también fue magnífico y el anocher me sorprendió con una luna llena enorme, anaranjada y bella como nunca (ojalá hubiera podido tomar una mejor fotografía, pero mi cámara no es tan buena, y el movimiento del avión hizo difícil que obtuviera una mejor toma).

Tantos vuelos que he tenido que hacer y nunca había disfrutado tanto de uno como hasta ahora... la vida siempre nos da una que otra sorpresa, en especial cuando no andamos con muchas ganas de hacer nada. Pero la mayoría de las veces no nos percatamos de esas pequeñas sorpresas por estar pendientes de situaciones en las que no vale la pena invertir tanto tiempo.

sábado, 16 de agosto de 2008

Las mariposas nuevamente



Justo en la antesala de un viaje demasiado largo, amanecieron muy despiertas las mil mariposas que usualmente llevo en el estómago. Siempre están allí, pero por lo general están tranquilas, casi inmóviles e imperceptibles... tanto así, que a veces hasta me olvido de que existen. Pero desde que amaneció el día de hoy se la han pasado inquietas, impacientes y chocando unas contra otras como con ganas de ser liberadas.

Será que les hago caso o las ignoro? Si las dejo que escapen volando y que me lleven a donde ellas quieren, quién sabe a dónde iría a parar...

viernes, 15 de agosto de 2008

Hoy se conmemoran varias cosas...



1. Un día como hoy hace 489 años se fundó Panamá La vieja, nombre con que se conoce a los vestigios arquitectónicos del Conjunto Monumental Histórico de la primera ciudad española, fundada en la costa del Pacífico de América el 15 de agosto de 1519 por Pedro Arias de Ávila.

2. El 15 de agosto de 1914 se inauguró el Canal de Panamá, ubicado en el punto más angosto de el istmo panameño, con la finalidad de unir el Mar Caribe y el Océano Pacífico, para acortar distancias y mejorar el tránsito y las comunicaciones. Mide aproximadamente 80 kilómetros y funciona con tres juegos de esclusas. El canal de Panamá opera los 365 días del año por 24 horas, ofreciendo servicio de tránsito a todas las naciones sin discriminación alguna.

3. Por ser el tercer viernes de Agosto se celebra el día del Estado Hawaiano. No tengo mucha idea del sentido de la celebración, pero es igual de alegre que cualquier fiesta hawaiana, con música, bailes, nada de trabajo y mucha relajación. Magnífico... debería estar celebrando, dando saltos en la calle o divirtiéndome en la playa... pero estoy acá, sin pensar en ninguna de esas tres celebraciones, pensando en la inmortalidad del cangrejo, en conmemoraciones y fechas que no debería ni recordar por no ser tan gratas, con la mente a miles de kilómetros de acá y dándole largas a la tarea de hacer valijas.

Mañana salgo de viaje por cosas del trabajo y, como siempre, dejo "esa" tarea para el último momento. Por qué? porque me parece de las cosas más tediosas que hay... pero voy a hacerlo, ya me prometí a mí misma que no salgo de mi apartamento hasta que no tenga listo mi equipaje y quiero salir, así que me pondré manos a la obra. Como diría mi abuela: "Al mal paso darle prisa".

PD: Olvidé mencionarlo, pero el 15 de Agosto también se celebró el día de las madres en Costa Rica.

lunes, 11 de agosto de 2008

Para qué preocuparse?



Desde hace mucho he sabido que la felicidad que sintamos no depende de otros o de algún evento, sin embargo, no fue hasta hace un par de semanas que empecé a experimentar esto en todo su sentido. Algo que nos roba increíblemente la felicidad es el preocuparnos por todo lo que pasa, y es un poco ilógico, porque las preocupaciones no nos ayudan para nada. Hay un viejo dicho que dice: "si algo tiene solución para qué preoocuparse y si no la tiene, para qué preocuparse?" En lugar de estar preocupados, lo que debemos hacer es ocuparnos en hacer las cosas lo mejor posible para que todo salga bien.

Antes me preocupaba mucho por todo y después aprendí que el hacerlo no hará que las cosas cambien, que cuando algo tiene que pasar es inevitable que modifiquemos el rumbo de los acontecimientos, que todo ocurre por algo, que cuando algo malo ocurre, siempre nos quedan grandes lecciones de vida, y que al final, siempre podemos salir adelante, pase lo que pase, y estaremos bien siempre que aprendamos a creer en la fortaleza de nuestro espíritu.

Siempre que llovió escampó... no es que no deba importarnos que caiga una tempestad, pero es mejor estar preparados para que cuando ocurra nos afecte lo menos posible, y no estar quejándonos de que la lluvia moja. Si aceptamos la vida como viene aprovechando lo mejor de ella, seguramente la viviremos de una mejor forma.

Personalmente, me ayuda pensar que tengo exactamente todo lo que necesito en el momento en que lo necesito; lo que no tengo es porque no me hace falta tenerlo, entonces no me preocupo de lo que creo que me falta, o lo que tuve y ya no tengo... porque sé que al final del camino, todo lo que pase me ayudará para bien.

martes, 5 de agosto de 2008

Extraño...



A veces me levanto con unas ganas enormes de ver cerca el Puente de las Américas y los barcos que transitan por el Canal de Panamá. Eso era algo a lo que tenía fácil acceso en mi país y que hacía cada vez que quería. Pero ahora, al estar a más de 8 mil kilómetros de casa, me quedo con cero posibilidades de hacer las cosas que antes eran bastante alcanzables.

Lo cierto es que extraño mi ciudad y mi país... y no sólo eso, sino que extraño a todos los que están allá y no acá. Pero acá falta cada vez menos por hacer... ya empiezo a ver la luz al final del túnel, se ve muy pequeña, pero está y eso me pone feliz. A pesar de todos los contratiempos, seguimos en pie y avanzando... ciertas cosas no han salido como lo esperábamos pero gracias al equipo de trabajo tan perfecto con el que cuento, hemos podido resolver esos temas que se complicaron. Y, si todo sigue como lo planeamos, estaremos en casa para inicios de noviembre.

Falta menos... no quiero decir que quisiera que pasara pronto, porque no la estoy pasando mal acá tampoco, así que mientras me dure, disfruto lo que tengo y cuando se acabe mi tiempo acá, estaré feliz de recuperar todo lo que tuve.

viernes, 1 de agosto de 2008

Paz en la tormenta



Puede que a mi alrededor todo sea un completo desastre en estos momentos y hasta parece que un par de cosas están al borde del derrumbe, pero siento que es un viernes perfecto. Amanecí extrañamente feliz y optimista... no existe una razón específica ni especial para que me sienta así, pero así estoy, y prefiero mantenerme relajada y resolver todo de una mejor forma.

Pensando en esto, vino a mi memoria una imagen que hace ya varios años me mostró uno de mis profesores: a simple vista sólo se veía un cielo con pesadas nubes negras y una tormenta devastadora alrededor de un frondoso árbol, pero al observar más de cerca el árbol, era posible apreciar en una de sus ramas un pequeño nido, dentro del cual había una paloma alimentando a sus pichones. Ellos parecían tan ajenos a lo que pasaba a su alrededor que ni siquiera prestaban atención a que, a unos centímetros más allá de su pacífico mundo, todo era un caos. Recuerdo claramente que si me concentraba en la imagen completa se veía todo muy lúgubre y frío... pero sí sólo me fijaba en el nido, veía el reflejo de una calidez y calma que pocas veces podemos percibir.

Ojalá tuviera la imagen conmigo... sería una linda manera de ilustrar que la tranquilidad que sintamos no depende de otros ni del ambiente exterior, sólo de nosotros mismos... aunque a veces pensemos lo contrario.

domingo, 27 de julio de 2008

Efecto Mariposa



El efecto mariposa es lo que explica un proverbio chino que dice que "el aleteo de las alas de una mariposa puede ocasionar un huracán al otro lado del mundo". Tal vez no sea algo que vaya a ocurrir textualmente, pero no podemos negar que existe esa posibilidad, que también está relacionada con lo que algunos llaman la teoría del caos.


Esto respondería a lo comprobado por Isaac Newton, con la Ley, de la acción y la reacción, y es que todo (absolutamente todo) lo que hacemos o dejemos de hacer, ya sea algo bueno o algo malo, tiene una consecuencia... y ahora no estoy hablando sólo de física, de mecánica, ni matemáticas, porque en el mundo natural y social esta ley también se aplica.

"Todas las cosas están conectadas entre sí"... Muy pocas veces meditamos en la consecuencia de nuestros actos sobre otras personas, sobre las circunstancias o sobre la naturaleza, y simplemente hacemos lo que tenemos que hacer, algunas veces sin pensarlo suficiente y sin saber que podemos romper el delicado equilibrio que existe y que ni siquiera notamos. Y es que hay una fragilidad universal en todo lo que conocemos, y por ello cada decisión que tomamos puede cambiar nuestro rumbo, lo que somos y lo que seremos, dándole un sin fin de posibilidades a todo y a todos.


Es posible visualizar mejor este hecho mejor con las palabras que en el año 1854, escribiera Jefe Seattle, líder de la tribu Duwamish: "La Tierra no le pertenece al hombre, el hombre le pertenece a la Tierra. Todas las cosas están conectadas, así como la sangre une a una familia. El hombre no tejió la red de la vida, es meramente un hilo dentro de esa red. Cualquier cosa que él haga a sí mismo, se lo está haciendo a la red.
Cualquier cosa que él haga en la red, se lo está haciendo a sí mismo".

Hace años mientras leía un viejo libro me topé con estas sabias palabras y desde entonces me vienen a la mente al menos una vez por semana... sin embargo, sigo preguntándome por qué será que nunca las recuerdo cuando estoy a punto de crear un caos.

jueves, 17 de julio de 2008

Un viaje perfecto



Un par de días atrás, decidí salir de casa y dejarme llevar a algún lugar... como era de suponerse llegué al aeropuerto, inicialmente quería irme bien lejos, pero justo cuando estaba al frente de las pantallas de vuelos de salida, decidí sólo volar a otra isla de Hawai, llamada Big Island. Allí renté un auto y conduje por donde quise, paré en todos los lugares que me parecieron interesantes, hice varias caminatas y me dediqué sólo a disfrutar cada momento, observar cosas maravillosas sin apuros, sin pensar en el tiempo, en reservas de hoteles, en tener que llamar a alguien a cierta hora, ni nada de eso.


No me arrepiento de haberlo hecho, en una de esas caminatas descubrí una lindísima cascada, y no pude resistirme a entrar al agua y fue una experiencia relajante aunque el río estaba casi helado. También fui a un parque de volcanes, me paré cerca de varias fumarolas y caminé por una serie de canales o tubos por donde hace décadas pasó la lava hirviendo. Vi lava petrificada varias veces, pero lo que más llamó mi atención en ese parque, fue ver pequeñas corrientes de lava caliente todavía fluyendo debajo de la lava fría... todavía más increíble es recordar que hace un poco más de un año estuve en ese mismo lugar y casi no aprecié nada de eso (en qué estaba pensando entonces?).

Otra cosa que me encantó fue que en un mismo día pude ser testigo de cómo varía el clima y la vegetación en la isla dependiendo del lugar en donde nos estemos. Hay lugares que son áridos y otros con una vegetación exhuberante; en algunos hace demasiada calor, otros son templados y otros son bastante fríos; en algunos el cielo siempre está claro y soleado y en otros, casi siempre está nublado y lloviendo. Estuve en un punto en donde hacía un sol de verano y a unos metros veía una lluvia torrencial caer.


Pero el contraste más increíble que pude apreciar fue en un lugar cerca de la carretera en donde había una gran extensión de lo que antes fue lava; a simple vista parecía que todo estaba muerto, que nada crecería o germinaría en ese lugar (o al menos eso pensé), pero para mi sorpresa pude apreciar, que allí, justo ante mis ojos, había una pequeña y hermosa orquídea renaciendo entre las rocas provenientes de antiguas erupciones volcánicas. En ese momento pensé: a veces creemos que es imposible que nazca algo hermoso de algo que parece estar muerto, pero sucede. Estuve pensando en lo sabia que era la naturaleza y hasta ese momento entendí por qué los hawaianos dicen que los volcanes y su lava no son destructivos, sino que crean vida. Seguí caminando un poco por el área y noté que no era la única orquídea, que habían más de ellas escondidas entre las rocas, pero eran tan pequeñas que casi se perdían en la inmensa negrura del paisaje. Después de un rato, vi un montoncito de piedras blancas, que hacía buen contraste con toda la superficie de piedras volcánicas y se me ocurrió escribir mi nombre en grande, justo al lado una de las orquídeas. Y así, me quité las ganas de hacer eso que siempre pensé hacer y no había hecho... de seguro todavía se ve mi nombre desde cualquier helicóptero que pasé por ahí.

Además de eso, también encontré mi lugar favorito en este archipiélago, pero ése es material de otro blog. También fui testigo de una ilusión óptica poco común: hay ciertos lugares en las carreteras de Big Island en que pareciera que las montañas se mueven hacia nosotros a gran velocidad mientras conducimos... da un poco de miedo, pero también es una experiencia fascinante.

Definitivamente fue un buen viaje, casi mágico, y me alegro de haberlo hecho porque regresé más feliz de lo que me fui. El haberlo hecho sola tiene sus desventajas, es cierto, pero si habría estado acompañada no habría podido hacer todo lo que hice, no le habría hablado a ciertas personas maravillosas que tuve la oportunidad de conocer, no habría podido andar a "mi velocidad" y por último, no habría podido sólo tomar las decisiones que me placiera en el momento.

viernes, 11 de julio de 2008

Algo que no esperaba



Qué linda sorpresa! Britanny me ha otorgado un premio espectacular y lo mejor de todo, es que era algo que no me esperaba... como tampoco esperaba que alguien dijera algo tan lindo de mi blog "le concedo este premio a Hada que en a través de sus Pinceladas de pensamientos logra tocarte el corazón con sus palabras. Porque no todo el mundo sabe transmitir sentimientos, olores, pensamientos, etc. con palabras y por las fotos tan chulas y apropiadas que elige para sus posts". Definivamente, tengo que darle un millón de gracias a mi amiga neurótica favorita por su lindo gesto y por este reconocimiento.

Aprovecho la oportunidad para concederle el mismo premio a Bloguero a tiempo parcial, quien ya ha sido merecedor de varios premios, pero éste se lo regalo porque siempre encuentro refrescante leer sus letras, porque sus post son entretenidos y fluidos, además que siempre me llevo la impresión de que todo lo que escribe, lo escribe de corazón. Un abrazo para ti, Bloguero y que disfrutes tu tercer premio... y otro abrazo para Britanny por considerarme.

miércoles, 2 de julio de 2008

Sin rumbo fijo



Siempre quise hacer el equipaje sin saber qué rumbo tomar y decidirme cuando llegara al aeropuerto o a una estación de tren. Hoy tengo la oportunidad de hacer eso, y me parece que es el mejor momento para darme ese gusto. Por un lado, porque quiero hacerlo, por otro, porque tengo tiempo libre, y en último lugar, porque no tengo compromiso con nadie en estos días. Lo cierto es que no sabía que tendría tantos días libres y no planeé nada, pero creo que me hará bien hacer "lo que se me pegue la gana", sin planes trazados y sin tener que preocuparme por el tiempo, la agenda, ni nada de eso... Soy libre, nadie me espera en ningún lugar (para bien o para mal) y eso lo tengo que aprovechar ahora, porque no creo que tanta libertad me vaya a durar toda la vida.

Mientras escribo preparo mi equipaje... no voy a llevar tantas cosas, pero algo que de seguro va incluido son los libros que leo en este momento y mi ipod, porque no puedo vivir sin la lectura y la música. El celular, lo llevaré sólo en caso de requerirlo para comunicarme, pero estará apagado la mayor parte del tiempo. Lo que definitivamente no llevaré es mi computadora; antes de irme, la empaco y la dejo en casa, así que prácticamente no voy a estar virtualmente.

Ahora me despido por el corto plazo que no voy a estar, y me voy rumbo a donde me lleven el viento... y mis ganas. Puede que vivir sólo un instante a la vez sea justo lo que necesito en estos momentos.

lunes, 30 de junio de 2008

Diccionario hawaiano (Parte I)


El lenguaje hawaiano es bastante sencillo, se lee igual que el español y gramaticalmente las oraciones se construyen de forma parecida, además, sólo cuenta con 12 letras (a, e, i, o, u, h, l, k, w, m, n, p).

A continuación una lista de algunas palabras que he aprendido durante mi estadía acá:

Aloha: hola, adiós
Mahalo: gracias
Hula: baile
mele: canto
Manawa: tiempo
makahiki: año
Wahi: lugar
Moana: oceáno
wao: bosque
Uuahiwi: montaña
Lani: cielo
ki'owai: lago
Kahawai: río
pōhaku: roca
Ua: lluvia
Honua: tierra
ea: aire
Makani: viento
Ahi: fuego
Uahi: humo
Wai: agua
Hōkū: estrella
Lā: sol
mahina: luna
ao: luz
Holoholona: animal
Mano: tiurón
Manu: pájaro
'ākau: norte
Hema: sur
Hikina: este
Komohana: oeste
hoa oloha: amigo
'enemi: enemigo
Kanaka: humano
kāne: hombre
wahine: mujer
Au: yo
'oe: tú
'oia: él
'oia: ella
lākou: ellos
mākou: nosotros
Kamaaina: residentes
Malihini:visitantes
Hale: casa
‘ohana: familia
hau'oli: feliz
Kaumaha: triste
makemake: querer
mana'olana: desear
anuanu: frío
Wela: caliente
Wiki wiki: rápido
Puka:hoyo, hueco

viernes, 27 de junio de 2008

Awake



Awake relata el drama que sufre un joven millonario cuando debe someterse a una cirugía para transplantar su corazón, cuando durante la operación puede estar consciente del procedimiento a pesar de estar totalmente paralizado. No es la mejor película que he visto, pero su particular enfoque llamó mi atención, sobre todo con los giros en la trama y porque resalta algo que no muchas películas enfatizan: la comparación del dolor de una herida física con el dolor de una herida sentimental. Al final, cuál duele más? cuál causa peores consecuencias? cuál es más determinante en a vida de las personas?

La película que puede parecer cruda por la intervención quirúrgica, pero también que muestra desde un buen punto de vista lo que siente un ser humano cuando sufre una decepción. La vería nuevamente, pero no sería lo mismo porque haría falta el condimento escencial de la película; el factor sorpresa.

miércoles, 25 de junio de 2008

Pensamientos durante una caminata en la playa



Hay pocas cosas mejores que caminar por la playa descalza una tarde de sol y con buena brisa. Ojalá se sintiera así de bien todo el tiempo. Y el mar se ve espectacular, como siempre. No sé cómo puede haber ciudades en donde no se vea el mar. Seguramente si tuviera que vivir en algún lugar así, extrañaría demasiado la playa. Y hablando de extrañar, siento que me hace falta estar en Panamá con mi familia, conducir en mi auto por las calles mientras cae uno de esos aguaceros de mayo, y escuchar alguna linda canción en la radio, de esas que me obligan a cantar a toda voz aunque no quiera... cómo es posible que esté pensando en una lluvia torrencial habiendo tanto sol acá? Mejor dejo de pensar en eso y disfruto de esta tarde soleada, porque este paraíso pierde toda su gracia cuando llueve.

Ya llevo casi 4 meses acá y me faltan 4 más... estoy a la mitad del camino. Cómo me siento con eso? Creo que normal, pero ahora mismo no sé de qué tengo más ganas, si de quedarme o de irme. Como diría Arjona "tengo ganas de anclar y otras tantas de huir a un sitio perdido"... o era Ricky Martin? La cosa es que acá me siento bien, aunque siempre siento que me hace falta algo, pero en Panamá pasa lo mismo.

Hacía rato que no veía de cerca una gaviota, me dan ganas de perseguirla pero ya estoy grande para hacer esas cosas. Creo que nunca lo hice de niña tampoco; debe ser interesante hacerlo un día, sólo para probar. Son casi las 6 pm, ya va a empezar a ocultarse el sol... voy a quedarme junto a esta palmera para mirar hasta que se oculte... Qué espectáculo! Siempre me quedo sin palabras en momentos como éste, aunque ahora mismo no tengo nadie con quien hablar, pero si lo tuviera tampoco hablaría. Dicen que los mejores atardeceres se ven en Mykonos, será verdad? Supongo que sólo lo sabré si algún día puedo ir allá.

Ya se ocultó el sol y siento ganas enormes de comerme una pizza o una lasagna; todavía estoy a tiempo de ir y preparar una para la cena. Tal vez después complete el postre con algunos chocolates... eso nunca está de más. También quisiera abrazar a alguien... y sólo pienso en una persona ahora... Es increíble que relacione la palabra "abrazos" con una persona específica, eso no pasaba antes.