martes, 29 de abril de 2008

¿Es magia?




Muchas veces sólo basta un abrazo en el momento adecuado para que se solucionen todos nuestros problemas.

lunes, 28 de abril de 2008

Siete meses después

Cuando estamos en el medio de alguna tragedia nos cuesta ver que todo volverá a la normalidad algún día. Hace un poco más de siete meses estas personas que resultan ser mis familiares estaban hospitalizados y con serias heridas, por haber sobrevido a un trágico accidente. Hoy, los que quedamos, estamos recuperados... o al menos por fuera eso parece. Hay cicatrices internas que tardan más en sanar.

No pude evitar pensar en esto mientras tomaba la foto a mi hermano y su familia el pasado sábado.

viernes, 25 de abril de 2008

Justo cuando pensaba que nadie se acordaba de mí...



Los aeropuertos siempre me han parecido lugares fríos, sobretodo si estoy en uno sólo para una conexión y esperar otro vuelo; aquí no espero a nadie ni nadie me espera. Es... bastante aburrido quedarse varias horas en un aeropuerto, y no tener mucho que hacer, además de leer un libro o revisar los correos electrónicos.

Pensé que iba a pasar por eso mismo hoy, en el aeropuerto de Houston, pero recibí una bonita sorpresa que me envió un amigo y eso ha sido suficiente para hacer esta conexión menos rutinaria. Lo curioso es que justo me acaba de pasar por la mente una frase que a veces aparece por ahí "De seguro nadie está pensando en mí en estos momentos..."

Es grandioso cuando los amigos aparecen justo cuando se les necesita... Gracias a él, mi ánimo pasó mágicamente del aburrimiento a la alegría. Ahora mismo tengo la extraña sensación de querer abrazar a alguien, pero me reuso terminantemente a abrazar al señor de lentes que está sentado al lado mío leyendo su periódico. Mejor me guardo esos abrazos para cuando llegue a mi país y vea a mis seres queridos y mis amigos, en especial al autor de este lindo mensaje.

lunes, 21 de abril de 2008

No te olvides de vivir mientras vives



Muchas veces estamos tan ocupados viviendo nuestra rutinaria vida que nos olvidamos de vivir. Parece contradictorio, pero si nos dejamos absorber por el día a día, terminamos haciendo siempre lo mismo y sin darnos cuenta nos privamos de disfrutar de esas cosas simples y sencillas que nos hacían felices cuando éramos pequeños.

A veces hace falta improvisar un poco para darle un giro diferente a nuestra vida; de vez en vez, podemos olvidarnos de todo, dejar el celular y la computadora en casa, y hacer algo diferente... como recorrer un camino por dónde nunca hemos caminado, ya sea solos o acompañados, pasar una tarde en contacto con la naturaleza y alejarnos de la ruidosa ciudad; tomar un bus, tren o avión hacia algún sitio que nunca hemos visitado, intentar localizar a un viejo amigo de la escuela y saber qué fue de él o ella, contemplar un amanecer, disfrutar de un cielo estrellado, leer un libro que creamos que no va a interesarnos... No nos cuesta nada probar algo diferente, sin tener que perder esencia de quienes somos.

Tomarse un tiempo para hacer algo distinto y romper la monotonía, puede darle una nueva chispa a nuestras vidas, hacer circular nuevo aire en el ambiente que nos rodea, ayudar a balancear nuestras cargas, que nos reencontremos a nosotros mismos y nos brinda momentos de felicidad y libertad inigualables.

miércoles, 16 de abril de 2008

Lo que quedó en el tintero



Nadie me ha hecho esta pregunta antes, tampoco yo se la he hecho a nadie, pero siempre que mis ojos tropiezan con esta interrogante me pongo a pensar bastante en eso. El día de mañana no es prometido para nadie, todos sabemos eso; entonces, ¿por qué simplemente no decir a alguien lo que verdaderamente queremos expresar? ¿por qué insistimos en guardar lo que queremos decir para el mañana?

No tengo ni idea de cuántas cosas he dejado de decir por temor a no sé qué. Ahora mismo me están llegando algunas frases que callé y también pienso en esas personas a quienes debí decirlas... ¿les habrá hecho bien o les habrá hecho mal saberlas?... No sé, tal vez nunca lo sepa porque no puedo evitar ser cobarde. A menudo me quedo con esa terrible sensación de que, a pesar de decir mucho, nunca digo suficiente.

¿Qué me dirías hoy si supieras que no estaría mañana?

¿Qué te diría yo si supiera que no estarás mañana?

No puedo evitar pensar que muy probablemente lo que más pese al momento de partir sea precisamente lo que no se ha dicho.

martes, 15 de abril de 2008

¿De qué estamos hechos?



Si dejamos a un lado el aspecto físico, es posible decir que estamos hechos de sueños, sentimientos, creencias, pensamientos, actitudes y experiencias. Todo eso en su conjunto, es lo que nos hace seres únicos e irrepetibles.

Cada uno de nosotros tiene mucho que dar y, lo creamos o no, interactuar con otros seres humanos nos permite crecer y ser un poco más libres.

"La vida es un aprendizaje continuo...".

lunes, 14 de abril de 2008

El regalo perfecto



Hoy me levanté temprano, como todos los lunes y después de hacer ciertas cosas y tomar mi desayuno, revisé mi correo. Lo primero que vi fue un email de mi hermano, que para mi sorpresa contenía un video de mis sobrinas dedicándome una canción. Es imposible explicar lo que sentí (y siento), sólo diré que me sacaron un par de lágrimas de emoción y tengo una sonrisa que difícilmente se me borrará durante el día o la semana... No sé cómo es posible que este par de mocosas me puedan dar tanta felicidad.

Todavía me parece escuchar sus dulces voces cantando:
♪♪ Me viste a mí, cuando nadie me vio
me amaste a mí, cuando nadie me amo...
Te amo más que a mi vida,
te amo más que a mi vida,
te amo más que a mi vida... más ♪♪

¡Cómo no adorarlas!

domingo, 13 de abril de 2008

¡Qué malhumorada!



Desde hace unos dos días para acá ando de un humor fatal... la causa: mi computadora y el messenger no se están llevando bien. Debido a esto, el pasado viernes salió a flote mi parte violenta, hice pedazos una taza, se me borró la sonrisa que llevaba puesta y sentí ganas de sacudir a alguien (que conste que NO es un comportamiento del cual me siento orgullosa).

Es increíble que esto me afecte tanto cuando hace un par de meses ni siquiera me preocupaba por entrar a charlar con nadie, más bien lo evitaba... Pero ahora, no puedo pelearme con la tecnología: estoy tan lejos de todos que a veces ésa es la única forma que tengo para acercarme a las personas que quiero.

viernes, 11 de abril de 2008

El primer pensamiento



Lo primero que llega a mi mente en la mañana al despertar es un pensamiento involuntario que seguramente refleja un poco de lo que siento y otro poco de lo que necesito.

Hasta hace algún tiempo ese primer pensamiento lo ocupaba una persona, después no tenía pensamiento alguno al despertar (es raro, pero cierto) y en las últimas semanas siempre despierto pensando que estoy muy lejos de casa y que extraño todo y a todos. Es horrible extrañar cuando no se puede hacer nada...

Ahora me parece estar oyendo la voz de mi madre: "¿Y quién te mandó a irte?"... Y la voz de mi fallecido padre diciéndome: "haz lo que tengas que hacer por tus sueños, pero algo tendrás que sacrificar..."

Lo que más quisiera ahora mismo es desearle un feliz cumpleaños a mi hermano personalmente, pero tendré que conformarme con decírselo por teléfono.

jueves, 10 de abril de 2008

Dónde?



Si no tenemos un amor ni una ilusión... dónde está nuestro corazón? dónde está nuestra razón de vivir?

miércoles, 9 de abril de 2008

Y si...?



¿Qué habría pasado si nuestros sentimientos hubiesen coincidido?

No sé, y no quiero pensar en eso, porque me conozco demasiado bien como para saber que si le meto mucha cabeza a este pensamiento, puedo tener una regresión a lo que sentía por "Él" antes... y eso no es buena idea, si no quiero quedarme sola para siempre.

martes, 8 de abril de 2008

¿Halago o amenaza?



"Aquí tienes mi corazón, haz con él lo que quieras... tíralo, písalo, hazlo pedazos... pero quiero que sepas que tú estás dentro y si lo matas, mueres con él"

No sé si es un halago o una amenaza, si debo decir gracias o salir corriendo... Sea lo que sea, da un poco de miedo.

lunes, 7 de abril de 2008

El sueño casi perfecto



Volví a soñar que estaba en Bariloche, un destino que tengo pendiente visitar desde hace varios años... Lo bello del sueño es que lo sentí tan real que hasta pude percibir ciertos olores de la naturaleza... Lo raro fue que sólo falto un "Él" para que el sueño fuera perfecto; lo cierto es que esta vez me encontraba sola, sin nadie con quien compartir ese momento y lugar especial. Tal vez porque ahora mismo no tengo a nadie en mente ni en el corazón.

Ayer un amigo me comentó que extrañaba amar a alguien, ahora sé que me pasa exactamente lo mismo. ¿Será que mientras más tardamos en enamorarnos, más difícil se nos hace entregar todo lo que tenemos a alguien más? Espero que no... ojalá nuestro miedo al rechazo no sea mayor que nuestras ganas de volar y soñar.

viernes, 4 de abril de 2008

Contar estrellas



¿Qué pasa si sales con alguien y él te invita a contar estrellas? De seguro esa invitación puede parecer perfecta para muchos y hasta a mí me habría parecido genial hace un año. Pero, ¿Qué pasaría si esa proposición te hace recordar a esa persona a la que amaste y por la que sientes un gran cariño? Esto ocasionaría la muerte segura del momento, de la cita y de todo.

Lo más diplomático que se me ocurrió decir fue: "Tal vez otro día, ya es hora de regresar a mi casa" (como si todavía tuviera que rendir cuentas de la hora a la que llego). Lo que sigue es todavía peor, él no tiene idea de qué hizo mal, entonces me toca hacer mi confesión... es lo menos que podía hacer, aunque era lo último que hubiera querido en ese momento. Seguidamente, él se ofrece para "ayudarme a olvidarlo", a lo que yo, para cerrar con broche de oro, respondo: "Eso es imposible".

¡Qué manera tan magistral de echar a perder el momento!

Es mejor ser sincero, antes que crear falsas expectativas, pero todo tiene un costo en esta vida... seguramente esto lo voy a pagar más adelante... Aunque a veces pareciera que lo ya he pagado por adelantado.

jueves, 3 de abril de 2008

Otra vez las mariposas...



¿Por qué sentimos esa sensación? ¿Habrá alguien que no la haya sentido?

Yo la siento a veces, y las causas pueden ser varias: estoy preocupada, nerviosa o asustada, me volví a enamorar, tengo un presentimiento extraño, me siento vulnerable, no sé cómo manejar alguna situación o persona, o algo inesperado pasó (ésta última es clásica).

Hoy tengo esa sensación nuevamente… ¿Por qué? Después de pensarlo bien, sé que es la mezcla de estos factores: pasó algo que no se suponía que debía pasar, me siento vulnerable y también aterrada (cada uno es consecuencia del otro).

La vida nos da sorpresas… para que no nos aburramos de vivir?

Ni idea, lo único que sé, es que a pesar de las mariposas, "es necesario mantener la compostura".

martes, 1 de abril de 2008

¿Cómo empezar?




Ésta es una pregunta que nos hacemos a diario, o al menos yo me la hago muchas veces. No sé muy bien cómo iniciar este blog (a pesar que tengo algunos otros), pero conozco la razón que me mueve a hacerlo: necesito de alguna manera desahogarme y expresar lo que pienso y siento, y sé que éste es un buen medio para lograrlo, aunque muy probablemente al final sólo yo vaya a leerlo.

¿Por qué llamo este blog "Pinceladas de pensamientos"?
Porque eso es exactamente: un conjunto de ideas no muy elaboradas que escribo sin pensar demasiado y sin adornos, al igual que un pintor deja sus trazos descuidados sobre un lienzo en blanco.