viernes, 4 de abril de 2008

Contar estrellas



¿Qué pasa si sales con alguien y él te invita a contar estrellas? De seguro esa invitación puede parecer perfecta para muchos y hasta a mí me habría parecido genial hace un año. Pero, ¿Qué pasaría si esa proposición te hace recordar a esa persona a la que amaste y por la que sientes un gran cariño? Esto ocasionaría la muerte segura del momento, de la cita y de todo.

Lo más diplomático que se me ocurrió decir fue: "Tal vez otro día, ya es hora de regresar a mi casa" (como si todavía tuviera que rendir cuentas de la hora a la que llego). Lo que sigue es todavía peor, él no tiene idea de qué hizo mal, entonces me toca hacer mi confesión... es lo menos que podía hacer, aunque era lo último que hubiera querido en ese momento. Seguidamente, él se ofrece para "ayudarme a olvidarlo", a lo que yo, para cerrar con broche de oro, respondo: "Eso es imposible".

¡Qué manera tan magistral de echar a perder el momento!

Es mejor ser sincero, antes que crear falsas expectativas, pero todo tiene un costo en esta vida... seguramente esto lo voy a pagar más adelante... Aunque a veces pareciera que lo ya he pagado por adelantado.

2 comentarios:

Mocoso de Gardel dijo...

Desvivo por las estrellas
gracias por pasar y firmar
te lo agradezco.
Y sinceramente me llamó la atencion el hecho

buena manera de expresarse no?
creo que me entendes.
Un saludo

Hada dijo...

Contar estrellas es un tema que siempre me ha apasionado... no puedo evitarlo. Gracias por comentar =)