viernes, 25 de abril de 2008

Justo cuando pensaba que nadie se acordaba de mí...



Los aeropuertos siempre me han parecido lugares fríos, sobretodo si estoy en uno sólo para una conexión y esperar otro vuelo; aquí no espero a nadie ni nadie me espera. Es... bastante aburrido quedarse varias horas en un aeropuerto, y no tener mucho que hacer, además de leer un libro o revisar los correos electrónicos.

Pensé que iba a pasar por eso mismo hoy, en el aeropuerto de Houston, pero recibí una bonita sorpresa que me envió un amigo y eso ha sido suficiente para hacer esta conexión menos rutinaria. Lo curioso es que justo me acaba de pasar por la mente una frase que a veces aparece por ahí "De seguro nadie está pensando en mí en estos momentos..."

Es grandioso cuando los amigos aparecen justo cuando se les necesita... Gracias a él, mi ánimo pasó mágicamente del aburrimiento a la alegría. Ahora mismo tengo la extraña sensación de querer abrazar a alguien, pero me reuso terminantemente a abrazar al señor de lentes que está sentado al lado mío leyendo su periódico. Mejor me guardo esos abrazos para cuando llegue a mi país y vea a mis seres queridos y mis amigos, en especial al autor de este lindo mensaje.

5 comentarios:

haushinka dijo...

En los momentos bajos siempre hay alguien que te da su ayuda para seguir alzando el vuelo (o nadando... :)!)

Gracias por los comments de mi blog! Gracias por la rosa... la explicacion en este link:

http://www.european-schoolprojects.net/festivals/Spain/spring/stjordi.htm

Kisitos!!

Hada dijo...

Es verdad... siempre habrá alguien para levantarnos el ánimo cuando andamos de un humor "no tan bueno". Gracias por comentar y por la explicación de la rosa.

Anónimo dijo...

Alguien siempre te piensa porque todos los que te conocemos te queremos.

Anónimo dijo...

Y ese comentario fue mío.
Rafa

Hada dijo...

Aunque no hubieras dicho que era tu comentario, lo habría sabido =)

Vamos a tener que revisar esa frase que dice que todo el mundo me quiere; ahora mismo tengo en mente dos personas que me han hecho sufrir bastante los últimos días y no creo que sea porque me quieren.

Un beso!