lunes, 30 de junio de 2008

Diccionario hawaiano (Parte I)


El lenguaje hawaiano es bastante sencillo, se lee igual que el español y gramaticalmente las oraciones se construyen de forma parecida, además, sólo cuenta con 12 letras (a, e, i, o, u, h, l, k, w, m, n, p).

A continuación una lista de algunas palabras que he aprendido durante mi estadía acá:

Aloha: hola, adiós
Mahalo: gracias
Hula: baile
mele: canto
Manawa: tiempo
makahiki: año
Wahi: lugar
Moana: oceáno
wao: bosque
Uuahiwi: montaña
Lani: cielo
ki'owai: lago
Kahawai: río
pōhaku: roca
Ua: lluvia
Honua: tierra
ea: aire
Makani: viento
Ahi: fuego
Uahi: humo
Wai: agua
Hōkū: estrella
Lā: sol
mahina: luna
ao: luz
Holoholona: animal
Mano: tiurón
Manu: pájaro
'ākau: norte
Hema: sur
Hikina: este
Komohana: oeste
hoa oloha: amigo
'enemi: enemigo
Kanaka: humano
kāne: hombre
wahine: mujer
Au: yo
'oe: tú
'oia: él
'oia: ella
lākou: ellos
mākou: nosotros
Kamaaina: residentes
Malihini:visitantes
Hale: casa
‘ohana: familia
hau'oli: feliz
Kaumaha: triste
makemake: querer
mana'olana: desear
anuanu: frío
Wela: caliente
Wiki wiki: rápido
Puka:hoyo, hueco

viernes, 27 de junio de 2008

Awake



Awake relata el drama que sufre un joven millonario cuando debe someterse a una cirugía para transplantar su corazón, cuando durante la operación puede estar consciente del procedimiento a pesar de estar totalmente paralizado. No es la mejor película que he visto, pero su particular enfoque llamó mi atención, sobre todo con los giros en la trama y porque resalta algo que no muchas películas enfatizan: la comparación del dolor de una herida física con el dolor de una herida sentimental. Al final, cuál duele más? cuál causa peores consecuencias? cuál es más determinante en a vida de las personas?

La película que puede parecer cruda por la intervención quirúrgica, pero también que muestra desde un buen punto de vista lo que siente un ser humano cuando sufre una decepción. La vería nuevamente, pero no sería lo mismo porque haría falta el condimento escencial de la película; el factor sorpresa.

miércoles, 25 de junio de 2008

Pensamientos durante una caminata en la playa



Hay pocas cosas mejores que caminar por la playa descalza una tarde de sol y con buena brisa. Ojalá se sintiera así de bien todo el tiempo. Y el mar se ve espectacular, como siempre. No sé cómo puede haber ciudades en donde no se vea el mar. Seguramente si tuviera que vivir en algún lugar así, extrañaría demasiado la playa. Y hablando de extrañar, siento que me hace falta estar en Panamá con mi familia, conducir en mi auto por las calles mientras cae uno de esos aguaceros de mayo, y escuchar alguna linda canción en la radio, de esas que me obligan a cantar a toda voz aunque no quiera... cómo es posible que esté pensando en una lluvia torrencial habiendo tanto sol acá? Mejor dejo de pensar en eso y disfruto de esta tarde soleada, porque este paraíso pierde toda su gracia cuando llueve.

Ya llevo casi 4 meses acá y me faltan 4 más... estoy a la mitad del camino. Cómo me siento con eso? Creo que normal, pero ahora mismo no sé de qué tengo más ganas, si de quedarme o de irme. Como diría Arjona "tengo ganas de anclar y otras tantas de huir a un sitio perdido"... o era Ricky Martin? La cosa es que acá me siento bien, aunque siempre siento que me hace falta algo, pero en Panamá pasa lo mismo.

Hacía rato que no veía de cerca una gaviota, me dan ganas de perseguirla pero ya estoy grande para hacer esas cosas. Creo que nunca lo hice de niña tampoco; debe ser interesante hacerlo un día, sólo para probar. Son casi las 6 pm, ya va a empezar a ocultarse el sol... voy a quedarme junto a esta palmera para mirar hasta que se oculte... Qué espectáculo! Siempre me quedo sin palabras en momentos como éste, aunque ahora mismo no tengo nadie con quien hablar, pero si lo tuviera tampoco hablaría. Dicen que los mejores atardeceres se ven en Mykonos, será verdad? Supongo que sólo lo sabré si algún día puedo ir allá.

Ya se ocultó el sol y siento ganas enormes de comerme una pizza o una lasagna; todavía estoy a tiempo de ir y preparar una para la cena. Tal vez después complete el postre con algunos chocolates... eso nunca está de más. También quisiera abrazar a alguien... y sólo pienso en una persona ahora... Es increíble que relacione la palabra "abrazos" con una persona específica, eso no pasaba antes.

martes, 24 de junio de 2008

Mi lugar favorito



Creo que para todos y cada uno de nosotros existe ese lugar en el cual nos sentimos seguros, felices y en donde todo parece perfecto. Usualmente, los que hemos encontrado ese sitio recurrimos allí cuando necesitamos pensar, meditar, relajarnos o simplemente cuando necesitamos disfrutar de la soledad (por raro que suene eso último).

Hace años en Panamá, descubrí ese lugar, y desde entonces lo visité al menos una vez por semana. Me adueñé de un banco en donde podía pasar horas leyendo, pensando, admirando la naturaleza y sintiendo esa extraña sensación de haber desaparecido temporalmente para el resto del planeta... Cuando estaba allí no había manera de que alguien me encontrara, a menos que me diera por encender mi celular, porque la única persona que sabe de mi lugar favorito, de seguro no iría hasta Panamá a darme una visita sorpresa.

En Hawai todavía no he dado con ese sitio especial en el que me sienta realmente bien. He visto y he estado en varios lugares que me parecen sorprendentes pero ninguno se compara con el mío, quizá porque simplemente no quiero reemplazarlo... Como dije antes, no quiero ponerme demasiado cómoda aquí.

lunes, 23 de junio de 2008

Hace 9 meses...



Cuántas cosas pasan en 9 meses! Quién podría adivinar lo que pasará en los siguientes 9 meses? Sé que al pensar en eso todos se imaginarán un embarazo que inicia, una nueva vida que se crea y al final de esos 9 meses la alegría de los afortunados padres al recibir un nuevo miembro en la familia.

Para mí estos 9 meses han sido totalmente lo contrario... desde entonces mi familia está incompleta, lo recuerdo el día 23 de cada mes y sé que los que quedamos recordamos esa fecha aunque no digamos una sola palabra. Si mirara ahora mismo a los ojos de mi madre y mi hermano, adivinaría de inmediado que están pensando lo mismo.

No me estoy torturando, porque creo que en general estamos todo lo bien que podemos, dadas las circunstancias... pero también es normal extrañar a esas personas con quien se ha compartido una vida y es extraño pensar que no estarán con nosotros en adelante... Es algo a lo que todavía no me acostumbro del todo.

Es imposible olvidar en 9 meses lo que hemos vivido en más de 25 años...

martes, 17 de junio de 2008

Cuando las aguas vuelvan a su cause



Por lo general sonrío varias veces durante el día, aunque no suelo ser la persona más efusiva y feliz del mundo. Hoy todo ha sido diferente... de nada han servido los chocolates, la música, las palabras de cariño que he recibido, los abrazos, los chistes, ni nada. Y no es que sea poco cooperadora ni que quiera que me rueguen. Simplemente hay momentos en los que tengo el corazón tan destrozado que difícilmente algo o alguien logrará que me cambie el ánimo. Ya llevo contadas 6 personas que se me han acercado y me han dicho: "Por favor, Ada, sonríe" a lo que he preferido responder: "Hoy no..."

Todos los días se aprende algo nuevo, aunque no sea algo de nuestro agrado. Precisamente hoy me percato de que el tamaño del daño que me hacen se mide de acuerdo a qué tan fácilmente puedo sonreír después del hecho. Hace mucho tiempo que no me sentía así y realmente lamento no poder sonreír hoy, eso va en contra de mi naturaleza, hasta siento que me falta el aire... pero no voy a quedarme así por siempre, lo prometo. Tal vez mañana todo vuelva a la normalidad. Volveré a sonreír, voy a seguir queriendo a los que quiero, volveré a ser la misma Ada de siempre, seguiré teniendo fe en la gente y de seguro algo habré aprendido... pero eso sólo lo sabré cuando las aguas vuelvan a su cause.

miércoles, 11 de junio de 2008

Día del Rey Kamehameha


Hoy, a las 5 am, me despertó el sonido festivo de la celebración más importante de todo el Estado, el día del Rey Kamehameha, quien fue el primer Rey del estado de Hawai después de la independencia. Él es un personaje importante en la historia de Hawai ya que fue quién logró la unificación de todas las islas en un solo estado y fue el autor de los cambios más trascendentales de Hawai, tanto en el ámbito religioso, legal, cultural y social.

Hoy es un día libre de trabajo, de estrés y de todo lo que sea diferente a celebrar, bailar y tomar las cosas con calma. Habrá desfiles, concursos, mucha música y grandes celebraciones en las ciudades más importantes, sobretodo en Honolulú, que es donde actualmente vivo.






Prácticamente hoy está prohibido:
• Trabajar
• Quedarse en casa
• Dormir hasta tarde
• Vestirse formalmente
• Mostrarse apáticos o desinteresado
• Resistirse a trasnochar
• Decir "no"


En cambio, estamos obligados a:
• Portar tantos leís de flores como sea posible
• Bailar hula y jugar limbo cerca de la playa
• Ir a algún luau party
• Disfrutar de los desfiles
• Decir "sí" a cualquier tipo de diversión

No suelo ser nada fiestera, pero hoy estoy "obligada" a serlo. Después de todo, un día de relajamiento total no le hace daño a nadie. Sé que voy a verme un tanto pintoresca vestida de hawaiana, pero seguramente los hombres que les dé por vestir falditas hawaianas se verán mucho más alegóricos que yo.

lunes, 9 de junio de 2008

Será verdad?



Es posible que éste sea uno de los principales propósitos de la amistad, pero no ha de ser el único... o sí?

miércoles, 4 de junio de 2008

Sigue faltando algo...



Me sobra cariño y atenciones de mis familiares y mis amigos, por lo general estoy ocupada y acompañada, pero en el fondo algo está incompleto. Para compensar esa falta, sigo llenando mis días de todo lo que se me ocurre y, como diría un amigo mío, sigo añadiendo variables a la ecuación y complicándome la vida en el trayecto. No sé qué tan cierto sea eso último, pero al final de cada día siento que no he encontrado lo que busco y a menudo me pregunto si podré encontrar alguna vez esa persona que sea capaz de leerme el alma con sólo mirarme, ese alguien con quien volar, que me haga sentir que no caeré... y que de paso me quiera y yo también lo quiera.