viernes, 27 de junio de 2008

Awake



Awake relata el drama que sufre un joven millonario cuando debe someterse a una cirugía para transplantar su corazón, cuando durante la operación puede estar consciente del procedimiento a pesar de estar totalmente paralizado. No es la mejor película que he visto, pero su particular enfoque llamó mi atención, sobre todo con los giros en la trama y porque resalta algo que no muchas películas enfatizan: la comparación del dolor de una herida física con el dolor de una herida sentimental. Al final, cuál duele más? cuál causa peores consecuencias? cuál es más determinante en a vida de las personas?

La película que puede parecer cruda por la intervención quirúrgica, pero también que muestra desde un buen punto de vista lo que siente un ser humano cuando sufre una decepción. La vería nuevamente, pero no sería lo mismo porque haría falta el condimento escencial de la película; el factor sorpresa.

3 comentarios:

Blogger a tiempo parcial dijo...

La veré..una vez ví un reportaje sobre casos en que estan conscientes en sus operaciones....Impactante al menos..

simplemente yo dijo...

Creo q tb la veré.. besos
PD: creo q la herida emocional duele más.. o al menos desastabiliza mas, y contra ella no se puede luchar..

Hada dijo...

blogger a tiempo parcial:
Es impactante la película, pero me impacta mucho más pensar que han habido casos documentados en los que ha pasado eso.

simplemente yo:
Cierto, la herida emocional duele más, y combinada con una física puede tener un efecto mortal... A algunos hasta pierden las ganas de vivir en esta situación.