martes, 17 de junio de 2008

Cuando las aguas vuelvan a su cause



Por lo general sonrío varias veces durante el día, aunque no suelo ser la persona más efusiva y feliz del mundo. Hoy todo ha sido diferente... de nada han servido los chocolates, la música, las palabras de cariño que he recibido, los abrazos, los chistes, ni nada. Y no es que sea poco cooperadora ni que quiera que me rueguen. Simplemente hay momentos en los que tengo el corazón tan destrozado que difícilmente algo o alguien logrará que me cambie el ánimo. Ya llevo contadas 6 personas que se me han acercado y me han dicho: "Por favor, Ada, sonríe" a lo que he preferido responder: "Hoy no..."

Todos los días se aprende algo nuevo, aunque no sea algo de nuestro agrado. Precisamente hoy me percato de que el tamaño del daño que me hacen se mide de acuerdo a qué tan fácilmente puedo sonreír después del hecho. Hace mucho tiempo que no me sentía así y realmente lamento no poder sonreír hoy, eso va en contra de mi naturaleza, hasta siento que me falta el aire... pero no voy a quedarme así por siempre, lo prometo. Tal vez mañana todo vuelva a la normalidad. Volveré a sonreír, voy a seguir queriendo a los que quiero, volveré a ser la misma Ada de siempre, seguiré teniendo fe en la gente y de seguro algo habré aprendido... pero eso sólo lo sabré cuando las aguas vuelvan a su cause.

6 comentarios:

Blogger a tiempo parcial dijo...

...doy fe que se acaba volviendo a reir...pero doy fe de que cuesta....pero se vuelve...

Mariana dijo...

Es una pena que existan momentos en los que no podamos sonreir de manera natural, pero trata de no evitarla, una sonrisa siempre es un buen remedio en la tristeza.

Hada dijo...

La sonrisa regresó :D (gracias a Dios) Ya sentía que estaba envejeciendo ;-) Agradezco a los dos por sus comentarios y por sus consejos. Un abrazo!

simplemente yo dijo...

Umm, como te entiendo... Hoy sé que ya estás sonriendo, (lo he leído en tu comentario). Así que intenta mantenerla... aunque no te preocupes si vuelven los días sin sonrisa.. Lo mejor es sentir y expresar lo que se siente.. Pero solo no olvides que siempre siempre vuelve la sonrisa.. besos grandes.
Me encanta como escribes.

Hada dijo...

Sí, la sonrisa siempre regresa, tarde o temprano. Usualmente no me quedo tantos días sin sonrisa.
Gracias por tu comentario.
Un abrazo!

Anónimo dijo...

Thanxx