lunes, 23 de junio de 2008

Hace 9 meses...



Cuántas cosas pasan en 9 meses! Quién podría adivinar lo que pasará en los siguientes 9 meses? Sé que al pensar en eso todos se imaginarán un embarazo que inicia, una nueva vida que se crea y al final de esos 9 meses la alegría de los afortunados padres al recibir un nuevo miembro en la familia.

Para mí estos 9 meses han sido totalmente lo contrario... desde entonces mi familia está incompleta, lo recuerdo el día 23 de cada mes y sé que los que quedamos recordamos esa fecha aunque no digamos una sola palabra. Si mirara ahora mismo a los ojos de mi madre y mi hermano, adivinaría de inmediado que están pensando lo mismo.

No me estoy torturando, porque creo que en general estamos todo lo bien que podemos, dadas las circunstancias... pero también es normal extrañar a esas personas con quien se ha compartido una vida y es extraño pensar que no estarán con nosotros en adelante... Es algo a lo que todavía no me acostumbro del todo.

Es imposible olvidar en 9 meses lo que hemos vivido en más de 25 años...

4 comentarios:

Blogger a tiempo parcial dijo...

...ya tardará en olvidarse....es normal.....

simplemente yo dijo...

No se olvida, se aprende a vivir con ello sin que duela... esa persona siempre estará contigo.. así que intenta sonreír pensando en el tiempo que la tuviste.. aunque sé que es muy duro.. Ánimo bonita.

Britanny dijo...

Yo también llegué a la misma reflexión que tú: ¿cómo se puede olvidar o en su defecto acostumbrarse a la falta de alguien de quién has disfrutado durante tanto tiempo? No entiendo a las personas que te dicen que ya pasó X tiempo desde aquello y que hay que seguir adelante, seguir seguimos todos los que estamos nos cueste o no pero es imposible seguir como antes, como si no hubiera ocurrido. Yo tampoco me torturo con ello pero no intento evitar recordar los momentos vividos, no quiero olvidarlos.

Un beso enorme,

Hada dijo...

"Nunca se olvida del todo" y mucho menos si los recuerdos vividos son buenos. Tampoco quiero olvidarlos, porque en este caso es la única manera de mantener conmigo a esas personas que ya no están. He aprendido a aceptar que ya no están ni estarán, pero no por eso tengo que olvidar que existieron.

Agradezco a todos por sus comentarios... y por leerme.

Un abrazo!