viernes, 1 de agosto de 2008

Paz en la tormenta



Puede que a mi alrededor todo sea un completo desastre en estos momentos y hasta parece que un par de cosas están al borde del derrumbe, pero siento que es un viernes perfecto. Amanecí extrañamente feliz y optimista... no existe una razón específica ni especial para que me sienta así, pero así estoy, y prefiero mantenerme relajada y resolver todo de una mejor forma.

Pensando en esto, vino a mi memoria una imagen que hace ya varios años me mostró uno de mis profesores: a simple vista sólo se veía un cielo con pesadas nubes negras y una tormenta devastadora alrededor de un frondoso árbol, pero al observar más de cerca el árbol, era posible apreciar en una de sus ramas un pequeño nido, dentro del cual había una paloma alimentando a sus pichones. Ellos parecían tan ajenos a lo que pasaba a su alrededor que ni siquiera prestaban atención a que, a unos centímetros más allá de su pacífico mundo, todo era un caos. Recuerdo claramente que si me concentraba en la imagen completa se veía todo muy lúgubre y frío... pero sí sólo me fijaba en el nido, veía el reflejo de una calidez y calma que pocas veces podemos percibir.

Ojalá tuviera la imagen conmigo... sería una linda manera de ilustrar que la tranquilidad que sintamos no depende de otros ni del ambiente exterior, sólo de nosotros mismos... aunque a veces pensemos lo contrario.

5 comentarios:

El Bueno de Cuttlas dijo...

Estaba buscando blogs de cine, pero he llegado al tuyo y me he quedado porque me encantaban las fotos y lo bien cuidado que está. Yo tengo uno de cine de todas las épocas y hago lo que puedo. Me volveré a pasar, el blog es precioso. Felicidades

Un saludo.

simplemente yo dijo...

Me gussta esa idea, y sé q es cierta. Pero no sé como llevarla a cabo.. Me alegra verte así, tan bien.. Ojala algun día pueda yo decirte lo mismo.. besos

Hada dijo...

El bueno de cuttlas:
Gracias por pasar por mi blog, eres bienvenido cuando quieras

Simplemente yo:
En ocasiones es difícil concretar la idea, pero no es imposible =)

ONUBIUS dijo...

Y depende bien es cierto del encuadre perfecto, de aquel que pretendamos dar a nuestra necesidad de ser felices, de conseguir serlo a pesar de cuantas tormentas guarden cola tras el horizonte, es una bonita forma de plantarle cara a esos nubarrones que acechan sin dudar encima de nuestras cabezas, solo hace falta proponerse diluirlas. gracias por la luz...

abrazzzusss

Hada dijo...

Siempre podemos hayar ese encuadre perfetco; sólo es cuestión de buscar y verle el lado bueno a la vida... Abrazos panameños! =)