miércoles, 20 de agosto de 2008

Un vuelo más


Hace un par de días, ante la cercanía de mi viaje de trabajo, sentía las mariposas intranquilas en mi estómago. Supongo que inconscientemente quería quedarme en mi lugar, dejar de moverme tanto para variar, sin ni siquiera sospechar que disfrutaría tanto el vuelo. Sí, lo digo textualmente: "disfruté del vuelo", aunque por lo general suelo dormir mientras me traslado de un lugar a otro para recuperar energías.

El hecho es que pude ver cosas a las que no estoy acostumbrada a observar, por aquello de haber nacido en país pequeño, casi diminuto. Fue increíble ver la selva amazónica en toda su extensión desde el avión y ni hablar del río Amazonas que parecía no tener final... me sentí tan pequeña en esos momentos y hasta un poco indefensa. El atardecer también fue magnífico y el anocher me sorprendió con una luna llena enorme, anaranjada y bella como nunca (ojalá hubiera podido tomar una mejor fotografía, pero mi cámara no es tan buena, y el movimiento del avión hizo difícil que obtuviera una mejor toma).

Tantos vuelos que he tenido que hacer y nunca había disfrutado tanto de uno como hasta ahora... la vida siempre nos da una que otra sorpresa, en especial cuando no andamos con muchas ganas de hacer nada. Pero la mayoría de las veces no nos percatamos de esas pequeñas sorpresas por estar pendientes de situaciones en las que no vale la pena invertir tanto tiempo.

7 comentarios:

El Bueno de Cuttlas dijo...

Me gusta volar porque da una perspectiva diferente del mundo, todo se relativiza y se aprecian detalles insospechados. Aquí en casa me conformo con Google Earth, que algo es algo...

Saludos desde el interior de España.

Ayshane dijo...

Yo solo he subido una vez en avión...

y con la desgracia que ha pasado aqui en MAdrid... ya ves...

besitos guapa!!!

ONUBIUS dijo...

Es cierto que no siempre atendemos a esas pequeñas grandes cosas que diariamente se pasean por nuestro alrededor, basta pararse un segundo para disfrutar de ellas, me gusta hacerlo de vez en cuando y creeme, siempre me sorprendo de lo que observo....Abrazzzusss....

Pablo Mariosa dijo...

Imagino que habrá sido una experiencia muy rica.
Creo que es destacable que te hayas detenido a observar, justamente porque muchos no lo hacen y pasan por alto el aprecio por este tipo de cosas.
Besos,
Pablo

Britanny dijo...

Me gustaría que me gustara volar porque quisiera visitar tantos sitios... Sin embargo le tengo un pánico que lo paso fatal, tendré que mirarme de hacer un cursillo o algo. Me alegra de que al menos gente como tú que sabe disfrutarlo lo comparta con los demás. Espero que hayas pasado unas buenas vacaciones, Un besote wapa!

simplemente yo dijo...

Sí q tienes razón la vida siempre está ahí para sorprendernos. besos

Hada dijo...

El bueno de cuttlas:
También me gusta volar con Google Earth =) sobretodo si es un lugar que no conozco y me gustaría llegar a conocer.

Ayshane:
Lamentablemente han habido algunos accidentes aéreos en las últimas semanas, pero créeme que es lo último que pienso cuando me subo a un avión, porque si lo hiciera, no subiría.

Onubius:
Alguna vez alguien me comentó que los que más disfrutan la vida son los niños, porque no están tan ocupados pensando en el qué dirán o en sus deberes y sólo se limitan a descubrir, admirar y disfrutar todo lo que tienen a su alrededor. Cuando crecemos perdemos eso por estar preocupándonos demasiado, pero de algún modo podemos regresar a eso, sin necesidad de desenfocarnos de cosas importantes.

Pablo Mariosa:
Últimamente estoy practicando más el determe a observar y no pasar por la vida tan rápido. Siento que es algo que ayuda en muchos sentidos.

Britanny:
Vencer las fobias que tenemos es todo un tema. Yo tengo algunas (no muchas), pero al menos hasta ahora no han interferido con actividades que me gusta realizar.

Simplemente yo:
La vida siempre nos da sorpresas, sólo que a veces las pasamos por alto por estar ocupados en otras cosas.

Agradezco sus opiniones y comentarios =)