lunes, 29 de septiembre de 2008

No pienses... sólo siente


¿Qué haríamos si no tuviéramos que pensar en diferencias, en condiciones sociales, en distancias, en edades, en lo que tenemos, en lo que hace falta, en lo que hemos logrado y lo que no? ¿Qué pasaría si no existiera ningún obstáculo entre nosotros y lo que queremos, si no tuviéramos que renunciar a nuestros sueños por causas externas o por complacer a otros? ¿qué tal si pensáramos menos en el "qué dirán" y creyéramos más en lo que nos dice el corazón?

Seguramente seríamos más felices. Nos iría mejor si dejamos a un lado las ideas preconcebidas y las preocupaciones que usualmente nos roban más de un momento de alegría. ¿Será posible hacer eso? Tal vez lo hemos hecho por algunos minutos, incluso horas... Yo espero alguna vez poder hacerlo al menos por un día y así materializar por completo la idea de "sólo sentir sin pensar demasiado"... Puede que suene un poco loco, pero también parece mágico, y a cualquiera le haría bien un momento de magia.

4 comentarios:

simplementeyo dijo...

Sí, la magia es importante.. A veces tb me gustaría poder desconectar esta cabecita mia q siempre anda dando vueltas.. besos
PD: Tarde como siempre pr me he puesto al dia con tu blog, y tb como siempre un placer.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Es tan importante saber tener pensamientos positivos como saber no pensar en ciertos momentos.

PD: No consigo recordar de qué película has sacado la imagen de Keanu Reeves y Sandra Bullock...

Un saludo

Nuka dijo...

Hola ^.^

Has recibido el 'Premio al esfuerzo personal'. Pásate por mi blog para recibirlo.

Bai...

Hada dijo...

Simplemente yo:
En ocasiones es bueno desconectar la cabeza, pero no siempre. No nos la pusiero allí de adorno.

El Bueno de Cuttlas:
Todo es parte de un balance, hay momentos en los que hay que pensar, pero en otras ocasiones sólo se debe vivir y sentir.

La película es "La casa del lago"... adoro esa escena y también el abrigo rojo =)

Nuka:
Gracias por el premio =) Paso a recogerlo en unos momentos ;-)

Gracias por comentar. Un abrazo!