miércoles, 15 de octubre de 2008

De verdad tengo que irme?


Esto es clásico: me pasé 8 meses pensando en el día que podría regresar a mi país y ahora me pregunto por qué "tengo" que irme. En realidad mis "tengo" tienen nombres y apellidos; en primer lugar mis familiares, en segundo, mis amigos, y tercero, mis compañeros de trabajo. Si lo pienso detenidamente, de nada me sirve estar en el paraíso, si no los tengo a todos ellos juntos.

Esta vez estoy más animada a hacer mi equipaje, de hecho, ya adelanté algunas valijas que están esperando por mí en Panamá. Pero, siento una melancolía extraña... el haber estado acá varios meses deja sus huellas. Mentiría si les dijera que bailo en un pie por irme, porque acá lo único malo son los precios, todo lo demás es excelente. Será por eso no me he quejado casi nada en estos meses? Seguramente.

A pesar de todo, tengo que agradecer la oportunidad que me ha dado la vida de estar acá, de poder conocer 6 maravillosas islas del archipiélago de Hawai y de poder compartir una experiencia única, enriquecedora e inolvidable con gente de tantos países. Sin lugar a dudas, éste es un lugar en donde los sueños se hacen realidad... tendré que regresar en algún momento.

7 comentarios:

MARIO ALONSO dijo...

Si vuelves con alegría por reunirte con los tuyos, y además con la mochila llena de bellos recuerdos... ¿qué más puedes pedir?

Feliz regreso!!

Nuka dijo...

Sé como se siente el dejar un sitio que te ha marcado y ha sido importante para ti durante un tiempo. Este verano viajé a la República Dominicana, en donde vive mi tía y mi prima desde hace 12 años. Pasé con ellas un mes increíble, inigualable, fue una experiencia única, maravillosa y si no fuera por lo lejos que está, iría cada dos por tres. Cuando me tocó regresar no quería, tenía ganas de ver a mis padres, a mis hermanos, pero todo lo que viví allí, todas las personas a las que conocí, me daba pena dejar aquello, pero me alegro mucho de todo lo que ví y, aunque sé que pasara mucho tiempo antes de regresar, la experiencia que viví es única.
Tú has estado muchísimo más tiempo que yo pero imagino que la sensación será algo parecida. Da melancolía, mucha, pero son bellos recuerdos que siempre estarán con nosotras.
Espero que tu regreso sea lo menos triste posible pero volver a ver a la familia te quitará esa penita :) ya lo verás.
Muchos besos y hasta otra.
Bai...

The Raven dijo...

Hola, soy un "adicto" al blog de Mariana y vi tu posteo y decidí pasar por aquí. Hermoso blog, muy sentidas tus palabras en cada texto que subes. Me tomaré el tiempo para recorrerlo y adoptarlo a mi lista. De corazón y aun sin conocerte, éxitos en esta vida!!! Besos

ONUBIUS dijo...

Viajar sin el equipaje del cariño mas cercano de nuestros amigos y familiares es bastante complicado, es como dejar parte de ti mismo en otro lugar, pero aun mas se complica cuando tienes que regresar, sobre todo después de un largo periodo, aun alegrándote por volver a recuperar el equipaje, quedan otros atrás, te sientes en medio de dos vidas, donde es difícil conseguir el equilibrio, por experiencia lo se, aun no lo he conseguido, pero habrá que ir ensayando para guardar ese equilibrio deseado...Abrazzzusss...

El Bueno de Cuttlas dijo...

Qué curioso, tú vuelves a casa después de unos meses en el extranjero y yo acabo de mudarme fuera de España en viaje de estudios (he venido a Suiza). Supongo que todo viaje implica unas experiencias que enriquecen a la persona. Se conocen otros lugares, otras personas, costumbres diferentes... Todo eso va conformando la personalidad del individuo. Creo que es bueno.

Un saludo y feliz regreso a casa.

Hada dijo...

Todos tienen razón, estoy feliz de estar con mi gente y en mi sitio, sin embargo, siento aquella cosquillita en el corazón y extraño los últimos lugares que frecuenté y las personas que conocí hace unos meses. Ahora todos ellos están cada uno en su país y según sé, todos nos sentimos un poco perdidos al estar lejos de los demás, pero sabíamos que esto pasaría y al menos nos quedan los gratos recuerdos y la dicha de haber podido conocernos y compartir lindas experiencias.

simplementeyo dijo...

Bueno pues buen viaje.. y no olvides llenar tu maleta de sueños, esperanzas y buenos pensamientos. besos