miércoles, 5 de noviembre de 2008

Y ahora qué?


Sí, sé que debería hablar de mi país y de mi ciudad, no de otra, pero acá estoy ahora, en Buenos Aires, Argentina, aprovechando mis vacaciones para visitar y pasar tiempo con algunos amigos a quienes le debía algo de tiempo.

Hoy en especial amaneció nublado en Buenos Aires y mi corazón está igual... creo que estoy cansada de moverme demasiado y que todos sientan que no pertenezco a ningún sitio. Hoy, me siento como diría Arjona en una de las canciones que compuso para Ricky Martin: "Tengo ganas de anclar y otras tantas de huir a un sitio perdido"... No podría describirlo de una mejor manera.

He conocido muchos sitios, me he enamorado de muchos lugares, siento que algo de mí queda en cada ciudad que visito y algo de cada ciudad siempre me llevo conmigo, pero creo que dejé mucho de mí en la última ciudad que visité y me traje demasiado de esa ciudad conmigo. La consecuencia: ahora me siento terriblemente incompleta. Tuve una fuerte lucha conmigo misma, más de una vez, para no bajarme a medio camino hacia Buenos Aires y devolverme a esa otra ciudad en donde estuve por 48 horas... No sé si hice bien o hice mal, si fui valiente o cobarde al continuar mi camino, pero seguramente ésa es la causa de que sienta el alma poco herida... "Tengo ganas de no tener ganas".

7 comentarios:

Nuka dijo...

Muchas veces nos queda algo de cada lugar que es preciado por nosotros y hace que lo echemos de menos, que nos falte algo. Sé lo que es ese sentimiento, es más, ayer me puse a recordar mi visita a la república dominicana este verano y me quedé jodida solo de pensar lo mucho que echo de menos aquel lugar y a todos aquellos que conocí pero me quedo con la esperanza de que algún día regresaré.

No podemos evitar sentir, somos personas, pero ya verás como en unos días te sentirás mejor.

Disfruta de tus vacaciones en Buenos Aires y muchos besitos.

Bai...

Anastácio Soberbo dijo...

Hola, me encanta el blog.
Lo siento no escribir más, pero mi español es malo escrito.
Un abrazo de Portugal

simplementeyo dijo...

Bueno paciencia... me encanta la canción q has elegido para describirlo... Todos nos hemos sentido así y ya sabes el único remedio: sonreir y un buen abrazo de los q te quieren. besos

El Bueno de Cuttlas dijo...

El camino siempre se ha de seguir, es ley de vida. Uno de los más grandes poemas del maestro poeta español Antonio Machado nos lo lleva recordando mucho tiempo:

"Caminante, son tus huellas el camino y nada más, que caminante no hay camino, se hace camino al andar. Al caminar se hace camino, y al volver la vista atrás, se ve la senda que nunca más se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino, sino estelas en la mar"

-> "Campos de Castilla", de Antonio Machado. (También musicalizada por el gran cantautor español Joan Manuel Serrat).

Saludos desde el otro lado del charco.

A. dijo...

350

Hada dijo...

Nuka:
Será que es normal sentir que nos falte algo? Supongo que en algún momento tenderemos a encontrar nuestro lugar y lo que nos falta.

Anastácio Soberbo:
Me alegra que pasaras y me dedicaras unas cuantas líneas =) El idioma es lo de menos.

Simplemente yo:
Tienes razón... no hay nada que un abrazo no pueda curar =)

Hada dijo...

El Bueno de Cuttlas:
"se hace camino al andar"... estupenda frase =) La había escuchado antes, pero no se me había ocurrido en este momento... A veces suele pasar que encontremos nuestro camino al andar.

A.:
Ya no son 350 km sino más de 5000, y desde el sábado serán muchos más :| No sé qué es peor, si contar kilómetros o días.