viernes, 13 de febrero de 2009

Lo de siempre puede ser diferente


Hoy fue una mañana normal: me levanté a la hora de siempre, conduje al trabajo a la hora de siempre, pensando en lo de siempre y escuchando música en la emisora de siempre. Esperaba escuchar la canción de siempre a la hora acostumbrada, pero para mi sorpresa sonó una diferente; me decepcioné un poco al inicio, porque quería continuar con mi usual rutina y escuchar mi canción favorita, no quería algo diferente precisamente hoy, pero luego (y casi obligada) decidí prestarle atención a la canción que reemplazó la mía.

No la había escuchado antes, o tal vez sí y no le presté atención por estar pensando en lo de siempre. La canción no tiene nada del otro mundo, no creo que alguna vez se convierta en éxito ni nada parecido, pero una frase sencilla puesta justo allí, llamó mi atención: "No estamos más seguros en nuestra soledad... un toque de locura es una necesidad". Me sonreí al escucharla, porque aunque no es una frase común, es bastante cierta y seguramente he conversado de esto con algun@s de mis amig@s recientemente.

A veces nos engañamos falsamente pensando que manteniéndonos al margen de los sentimientos, nuestro corazón estará a salvo y feliz... hasta hemos llegado a conformarnos con la soledad, porque es "mejor estar solo que mal acompañado". Pero la felicidad no consiste en privarnos de sentir, sino todo lo contrario: consiste en hacer lo que sentimos y poder expresarlo libremente. Si eso que sentimos hacer o decir pareciese ilógico, tonto, loco u opuesto a lo que normalmente hacemos y somos, y aún así en ese breve espacio o momento somos completamente felices, pues qué más da? hagamos lo que diga el corazón, sin arrepentirnos nunca de lo que entreguemos o hagamos en nombre de nuestros sentimientos. Eso no impide que sigamos siendo nosotros mismos, sin embargo, nos sentiremos más felices y libres... y el día de mañana no nos arrepentiremos de lo que no hicimos.

12 comentarios:

JORGE CORREA MARDONES dijo...

Hola. Es muy cierto esto del arrepentimiento post-no hacer algo, ¿Aqui no le a pasado?, Lo importante es hacer lo que nuestro sentir dicta, sin importar lo demas, nuestra felicidad debe estar por delante de nuestra rutina, dinero y prejuicios. Su cancion talvez no sono, pero algo invadio su corazon y eso es lo importante, su cancion sonara en otro momento, entregandole a otro lo que a ti. Saludos, cuidese.

TARANTULA dijo...

!Hagamos lo que dice el corazón!!!!
!Que cierto es...
sentiriamos la libertad del deseo y eso puede ser maravilloso!

!te dejo mi mirada..que en algunas ocasiones...dicen más que mil palabras...gracias por tu compañia,

beso

Xochitl dijo...

Mi vida es una rutina, pero si, puedo hacer que eso de siempre sea diferente hoy.

=)

ONUBIUS dijo...

Ese toque de locura que hace reinventarnos cuando todo pareciera perdido, tal vez no nos solucione nada, pero romper con esa monotonía hace que distanciemos los ojos de donde siempre están, por consiguiente los sentimientos serán distintos, romper y reorganizar es una forma de equilibrar la parsimonia que aprieta nuestros movimientos, nuevas perspectivas que dan vigor a ese corazón que demasiadas veces acostumbramos a tener bajo llave, por miedo a ser dañado, pero ahí reside otro problema, el no darle satisfacciones. Abrazzzusss...

Ángeles dijo...

Querida amiga:

Siempre podemos darle un toque "nuevo" a la rutina diaria, y tratar de disfrutar con las cosas más simples y aparentemente insignificantes.

FELICIDADES por tu blog, es muy lindo. Me gusta como escribes, y me alegra haberte encontrado.

Te sigo y voy a poner un enlace de mi blog al tuyo si no te importa. Si te apetece hacerme una visita siempre serás bienvenida en mi pequeño espacio.

Un fuerte abrazo desde España,
Ángeles

Mil besos llenos de cariño

Akane Chan dijo...

La felicidad... Es de algo que eh hablado con muchos de mis amigos y no hemos llegado a nada... solo al hecho de seguir a nuestros impulsos y hacer lo que te dicte tu corazón y no tanto a la razón ya que a veces la sociedad nos obliga a olvidarnos del propósito de la vida... SER FELICES!

Un beso grande, de tu amiga Akane!

Roberto dijo...

reinventarse y hacer cosas distintas todos los días, no es algo que todas las personas puedan hacer, por un tema de que la rutina come y absorve.

Es bueno poder darse cuenta de que estamos metidos en una rutina y poder parar y decir: hoy hago algo nuevo.

Creo que la vida se vive mucho mejor así, variando y aprendiendo distinas cosas día a día.

Saludos

TARANTULA dijo...

!No pude dejar mi comentario en "sin previo aviso"
te lo dejo aqui!
Es cierto...la musica es un catalizador muy duro en ocasiones...por que lo asociamos a momentos extraordinarios y cuando esos momentos vuelan...aixxxxxx
la melancolia deja su huella!
me encanta la musica y no se por que siempre tiene algún mensaje,que yo tengo que escuchar!

ánimo..........beso

EURICE dijo...

Hada, cuanto tiempo amiga, ya estoy empezando a volver, poco a poco, por cierto en tu última entrada no se porqué no he encontrado donde dejar mi pincelada, por eso la pongo aqui.
Si la música te hace daño, desecha esos temas y dejalos pasar, algún día los escucharas por casualidad y entonces serán un leve recuerdo que ya no te dañaran.
Un beso hadita linda, alza tus alas y vuela hacia parajes más bellos ;).

Bruno dijo...

Sisi..lamentablemente necesitamos la maquina para diagnosticar lo cauto y lo sencillo del ser, pero sentir es algo que no tiene limitacion asi que...estoy en una gran incognita, te mando un saludo.Me gusta lo que leo aca! jeje besos

simplementeyo dijo...

Yo soy de las q siempre prefiero hacer las cosas, y no pensar toda la vida q hubiese pasado... Por eso me lancé con la historia del carril cerrado, pr tb he aprendido q cuando ves q algo no es, lo mejor es dejarlo., Así aunq no me arrepiento de lo q hago, y aprendo de los errores, tb estoy aprendiendo a no perserverar en mantener los mismos errores (cosa q antes hacia muy a menudo) besos.

Hada dijo...

Jorge Correa Mardones:
Lo gracioso del tema es que también nos arrepentimos de lo que hemos hecho, aunque no deberíamos si hicimos lo que sentimos hacer en el momento... pero bueno... es de humanos arrepentirse.

Tarántula:
Se supone que si hacemos lo que dice el corazón no nos habremos equivocado, cierto? Pues a veces eso no se cumple al 100%

Xochitl:
No es importante si nuestra vida es una rutina o no, siempre y cuando la disfrutemos.

Onubius:
Dicen que quien nunca llega a amar con locura, es incapaz de sentir el amor verdadero. Hay que darle el gusto a nuestro corazón.

Angeles:
La felicidad está en que disfrutemos de todo, de lo pequeño y de lo grande, de lo usual y de lo extraordinario.

Akane Chan:
Y también es escuchar y obedecer esa vocecita interna del corazón que nos dice exactamente lo que necesitamos.

Roberto:
Hacer algo nuevo no es algo tan difícil ni que tome mucho tiempo, y no tiene que ser un gran cambio ni un giro de 180°, basta con disfrutar de un detalle pequeño o ponerle atención a algo que siempre ha estado allí y que hemos pasado por alto.

Tarántula:
Pues sí, la melancolía deja su huella, y la música colabora en ocasiones, pero no es algo que pueda sacar de mi vida, no puedo estar sin escuchar música.

Eurice:
Gracias por tus consejos, pero veo difícil que deseche esos temas, los necesito, de alguna manera son míos, así que pasaré trabajo hasta que me acostumbre.

Bruno:
Me gustó tu frase: "sentir no tiene límites", me la voy a robar =)

simplementeyo:
Por experiencia de seres muy cercanos a mí sé que en el lecho de muerte el ser humano se lamenta de lo que no hizo o dijo aún queriendo hacerlo, no de lo que hizo mal o bien.

Agradezco sus comentarios. Besos!