viernes, 29 de mayo de 2009

El peor de los miedos


Increíblemente, cuando llegamos a amar demasiado, lo único que puede separarnos de esa persona es nuestro propio miedo a perderle para siempre.

7 comentarios:

Yoyo dijo...

Creo que eso nos pasa a muchas... y es que el miedo o la obsesion por ese motivo, puede desencadenar en aquello que mas nos asusta.
Besitos mi hadita.
Yoyo

Hada dijo...

Nos pasa a todos: a nosotras y también a ellos... lo que es una verdadera lástima, porque esos miedos no hacen más que estropear todo.

Gracias por tu comentario, Yoyo =)

El Bueno de Cuttlas dijo...

No conviene tener miedo a esas cosas, hay que alejar los malos pensamientos y disfrutar lo que se pueda. Esto no es más que un abrir y cerrar de ojos, y el tiempo vuela.

Un saludo

ONUBIUS dijo...

Tener la magnificencia de lo mas grande hace que titubeen nuestros cimientos, el viento sopla fuerte, las inclemencias se convierten en pulsos al tiempo y todo ello hace que nos sintamos temerosos de perder lo conseguido, la facultad de seguir siendo felices es pensar que no tener miedo es mantener ocupada la razón y la esperanza de mimar ese amor contra viento y marea, no dejarlo vapulear por la desidia del creer estar seguro de todo, cuando no es así, hay que seguir alimentandolo...

Abrazzzusss de fin de semana

simplementeyo dijo...

Es cierto, por eso yo ahora no pienso en mañana, y si ese miedo viene a mi cabeza, le abrazo fuerte y no le digo por qué, solo me concentro en su piel.. y q hoy le tengo... ya veremos q pasa mañana??? pr el mañana es tan solo una quimera, por eso yo vivo jaja besos

Britanny dijo...

Eso pasa a veces pero hay que intentar darle la vuelta. Uno de los peores momentos de mi vida fue cuando murió mi abuela, a parte del dolor de su pérdida empecé a obsesionarme con la muerte de todos mis seres queridos. Me llevó tiempo mirarlo desde otra perspectiva y alegrarme del tiempo que había pasado y paso con ellos y aprender a disfrutar sin pensar cuánto quedará.

Hada dijo...

El Bueno de Cuttlas:
Es cierto, no conviene tener miedo a esto, pero algunos somos más cobardes de lo que desearíamos.

Onubius:
Hay veces en que lo que conseguimos es tan perfecto que se convierte en nuestro norte, y da miedo despertar un día y darnos cuenta que no era real.

simplementeyo:
El hoy es lo que tenemos, el mañana no es seguro... eso es cierto... volvemos a lo de "vivir el momento"... parece que tengo que cambiarle el nombre a mi blog.

Britanny:
Ciertamente la moneda tiene dos lados, y se puede ver el vaso medio vacío o medio lleno... es sólo una cuestión de perspectiva.

Abrazos y gracias!