martes, 9 de junio de 2009

Mis haditas


Hay dos personitas maravillosas que llenan mi vida de risas, ternura y cariño, y aunque no sean totalmente mías (porque no son mis hijas), son tan importantes y especiales para mí, que las llamo "mis haditas". Ellas son mis sobrinas gemelas, las únicas capaces de sacarme de la cama cuando no quiero saber nada de nadie, hasta pueden hacerme sonreír cuando para mí ésa era la última de las opciones, y es que esas dos tontas son capaces de robarle el corazón a cualquiera (a pesar que son lo más inquieto y travieso que he conocido hasta el momento, y lo más diestro cuando de desordenar y destruir cosas se trata). A ellas les agradezco haberme sacado de la cama con un: "Tía, verdad que hoy nos vas a llevar al parque?" o un: "Podemos quedarnos contigo esta noche para acostarnos tarde?"... En fin, son una de las pocas llamadas a mi celular que realmente adoro y son parte de esas benditas interrupciones que considero necesarias.

Aunque son casi iguales físicamente, las conozco bastante bien para distinguirlas aunque estén de espaldas o aunque se hayan intercambiado los vestidos (cosa que han hecho en varias ocasiones), o cuando tratan de imitarse la una a la otra... Las dos tienen cierta luz de encanto en sus ojos, pero el brillo es diferente y tienen distintas personalidades, lo cual es bastante extraño porque alguna vez fueron una sola célula y se criaron en el mismo ambiente. Mientras una es capaz de despedirse de mí en el aeropuerto y pedirme que le traiga algo específico con una gran sonrisa, la otra no quiere ni verme y me quita el habla por días cada vez que salgo de viaje... pero así son ellas, similares pero únicas y definitivamente son bellas.

Cada vez que las veo cumplir año más, no puedo evitar recordar el apuro en que nos pusieron al nacer tres meses antes de lo esperado, y a pesar de que al inicio ningún médico nos daba ni la más mínima esperanza de que sobrevivirían, ellas nos dieron a todos la gran sorpresa, no sólo de sobrevivir, sino de vivir, recuperarse y adaptarse, enfrentando los más difíciles retos que pueden enfrentar los bebés de su edad. Su fortaleza y determinación es algo que siempre he admirado. Ojalá todos tuviéramos la mitad de lo que ellas tienen.

Feliz cumpleaños a las dos!

4 comentarios:

Nuka dijo...

Hada ^-^

Tienes un modo muy especial para hablarnos de tus sobrinas, lo que nos demuestra que las quieres con locura y eso es maravilloso, porque, como tú nos has dicho, las personas que existen a nuestro alrededor capaces de alegrarnos la vida, son lo mejor que podemos tener.

Felicidades para esas dos nenas y muchos besos para ti ^3^

Disfruta del día y de tus dos haditas. Bai ^-^

ONUBIUS dijo...

Se nos va la cabeza cuando hablamos de esos pequeños renacuajos que alegran nuestras vidas, sean hijos, sobrinos o incluso los hijos de nuestros amigos, se nos llena la boca de maravillosas locuciones, contando lo uno y lo otro, difícil de cansarnos cuando tanto les queremos, lo mejor de todo, que se dejan querer, y menuda forma de hacerlo, incapaces, somos de negarles nada..., se nos va la cabeza, bien es cierto, pero todos y cada uno de ellos lo merecen...

Abrazzzusss

simplementeyo dijo...

Son muy lindas, es genial tener haditas en tu vida. Son un motor q siempre están ahí, y ellas tienen suerte de tenerte como tía, así q ya sois varios afortunados. Bueno un beso grande. Ah y felicidades para ellas.

Hada dijo...

Gracias a todos por sus comentarios y por sus felicitaciones =)

Abrazos!