miércoles, 29 de julio de 2009

Cuenta regresiva



Me quedan:

20 días para rendir el examen de pre-certificación
23 días para mi viaje hacia el sur
30 días para rendir el examen certificable
31 días para mis pequeñas vacaciones en un lugar extraordinario
45 días para saber si estoy certificada o no

Resumen: por ahora, tengo que seguir torturandome con los estudios por 30 días más... después... ya veremos.

viernes, 24 de julio de 2009

Mi sueño repetido...



De vez en cuando sueño que estoy en ese lugar que me da tanta paz, a veces sola, a veces con Él, pero siempre estoy allí... De repente, el despertador suena pero no interrumpe mi sueño, simplemente lo apago sin abrir los ojos y me dispongo a alargar ese sueño lo más posible... Luego alguien toca mi puerta y empieza la misma historia:

- Ada, estás despierta?
- Ujummmm! (respondo sin abrir los ojos)
- Ya escuchaste el reloj?
- Ujummmm! (Dios, que no pregunte nada más, que me va a espantar el sueño...)
- Adaaaaaa! No vas al trabajo? por qué no sales? Ada, no vas a levantarte?
- Ayyyy! Todavía estoy soñando, déjame terminar el sueño
- Ah! Y qué sueñas?
- No importa, ya lo perdí gracias a ti... mejor pregunta qué "soñaba"

Sé que se ponen necios porque piensan que se me hará tarde, lo cierto es que sé exactamente cuánto tiempo adicional puedo quedarme en cama después de que suene el reloj, sin tener que mirarlo. Ya no soy una niña a la que tienen que levantar de la cama... cuándo aprenderán?

viernes, 17 de julio de 2009

De vuelta a casa



Después de 4 días de viaje, regresé a casa demasiado feliz, no por el viaje, sino porque regresé, y estoy de vuelta a mi espacio, a mi rutina y a mis cosas. Me alegra saber que esta noche dormiré en mi cama (no hay ninguna cama como la mía), que voy a poder divertirme cocinando lo que se me ocurra (cosa que no siempre puedo hacer en un hotel) y que mañana me despertará alguna canción de mi emisora local favorita.

Necesito descansar... he dormido tan poco los últimos días que llegué a perder la noción del tiempo, pero no es nada que no pueda arreglarse. También necesito ponerme al día con mis correos (hoy mismo empiezo después de cenar) y no me vendría mal una buena sesión de música, leer un buen libro (que no tenga que ver con nada de certificaciones internacionales de auditoría o de sistemas), una caminata agradable y una visita a mis familiares... Procuraré hacer todo eso entre lo que queda de hoy y mañana... el domingo retomaré mis obligaciones con el estudio; sé que es importante, pero definitivamente no es lo más importante.

jueves, 16 de julio de 2009

Casualidad?



No soy de creer en estas cosas, pero recibir dos mensajes seguidos en mi bandeja de entrada con el mismo tema, me ha puesto a pensar. Al parecer no he sido tan buena amiga virtual últimamente. Prometo solucionarlo el fin de semana, por ahora tengo que regresar a estudiar.

lunes, 13 de julio de 2009

Un domingo diferente

Me levanté bastante temprano, pero no pude ver el amanecer, porque debía hacer desayuno para 6 pequeños huéspedes que tenía en casa. Cociné, les di de comer, los bañé, los vestí, fuimos a un show de niños que resultó ser excelente. Al concluir el espectáculo fuimos a comer, después al parque y luego los devolví a sus respectivas casas alrededor de las 5:00 pm. Al menos los devolví como me los entregaron; todos parecían felices y al llegar a sus casas hacían una algarabía cuando les contaban a sus padres lo mucho que se habían divertido.

Llegué a mi apartamento cansada, pero preferí limpiar el desastre que los peques hicieron durante el tiempo que estuvieron allí y no dejarlo para el lunes. Tardé 3 horas para dejar todo "como Dios manda" y me acosté a dormir temprano (9:15 pm). Antes de dormir, me acordé de las caras de felicidad de los 6 chiquillos mientras miraban el show y pensé: "Cualquier sacrificio vale la pena, cuando se ven sonrisas como ésas..." (El resto del pensamiento, me lo reservo, aunque tal vez, algunos puedan adivinarlo).

El show que vimos:

miércoles, 8 de julio de 2009

Causa y efecto


"Se dice que el aleteo de una mariposa puede ocasionar un huracán al otro lado del mundo"... Lo que nadie menciona es que la ausencia del "aleteo" también tiene sus consecuencias, por increíble que parezca.

Sabemos que todo lo que hacemos tiene un efecto en otros, pero casi nunca logramos visualizar que aquello que dejamos de hacer afecta mucho más a otras personas que nuestros propios actos. Dejar pasar el momento, cuando pudimos actuar o decir algo, puede ocasionar peores resultados. Lo ilógico es que por lo general, sólo lo notamos cuando nosotros somos los afectados, sin embargo, cuando mantenemos silencio o preferimos no hacer nada, pocas veces nos detenemos a meditar en los daños que pudiésemos causar en terceros (por llamarlos de algún modo).

Cuántas veces pudimos mejorarle el día a alguien con una sonrisa o un simple "hola" y preferimos escondernos o pasar de largo? Si alguien nos importa de algún modo, deberíamos pensar más en esto y ponernos en sus zapatos. "No hagas a otros lo que no te gustaría que te hicieran a ti".

jueves, 2 de julio de 2009

Casi dos años atrás...


Tonta conversación entre dos tontos (vía email):

Tonto: En qué consiste contar estrellas?... Hay que tirarse en el césped tomados de la mano, contar en silencio y pedir un deseo si se ve una estrella fugaz?

Tonta: ... Puede consistir, como dices tú, en recostarse en el césped o en la arena a mirar el cielo juntos, hablar tonterías y cosas en serio, soñar un poquito con lo que se puede alcanzar, tratar de hacer formas con las estrellas, identificar la estrella más brillante, nombrar estrellas, pedir deseos a estrellas fugaces... o tan sólo en mirar el firmamento juntos sin hablar por unos minutos... debe ser una linda experiencia, no crees?

Tonto: Es lo más hermoso que he leído en meses.

Tonta: Es lo más hermoso que he escrito en meses.

Tonto: Hermoso es poco. Gracias!

Tonta: Hermoso es este poema, pensé en publicarlo en mi blog, pero todavía no me decido: "Ayúdame a contar estrellas y en tu pensamiento envíame palabras de amor
que lleguen hasta donde me encuentro para sentir que estás junto a mí..."

Tonto: Ahora la idea de contar estrellas me gusta todavía más...

Tonta: ... Un día de estos puedo hacerte una invitación

Tonto: No me negaría a contar estrellas con vos.