jueves, 16 de diciembre de 2010

Saldo de besos a tu favor

Son muchos los besos que te debo, por varias razones que se me escapan de las manos; son tantos, que a veces pienso que las vacaciones se me quedarán cortas... El número es tan grande que una vida no será suficiente para pagarlos; por mucho que abone a la cuenta, nunca quedará en cero, lo que significa que siempre habrá un beso para "vos" de mi parte, dispuesto a hacerse presente cada vez que el destino se proponga ponernos frente a frente.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Madre

Puede que se haya escrito mucho sobre las madres,
en varios idiomas, por varios autores y poetas
provenientes de distintas partes del mundo y de diferentes épocas...
Sin embargo, todos los versos, canciones y poesías existentes
nunca serán suficientes para agradecer lo que han hecho por nosotros
y el habernos transmitido sus enseñanzas, amor,
paciencia, altruísmo, cariño y dulzura...
El sacrificio de ser madre es demasiado sublime
como para que pueda ser recompesado durante una vida,
y a pesar de eso, basta poco para hacerlas felices...
una sonrisa, un beso o un abrazo de sus hijos suele ser suficiente
para hacerlas irradiar de felicidad.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Con los ojos cerrados

Cerramos los ojos al pedir un deseo intensamente,
también lo hacemos, mientras soñamos, dormidos o despiertos...
Cerramos los ojos cuando probamos alguna comida que nos encanta,
y al sentir ese aroma que nos deleita...
Cerramos los ojos al escuchar esa melodía que nos llega al alma,
y al recordar ese momento que nos hizo tan felices...
Cerramos los ojos al entregarnos en un beso profundo,
y también al amarrarnos a otro ser, en un cariñoso abrazo...
Cerramos los ojos antes que nos den una sorpresa,
y momentos antes de apagar las velas de un pastel.

Es extraño, que sean justo esos segundos los que disfrutemos más...
Probablemente si abrimos los ojos, nuestros sentidos se distraerían
y no seríamos capaces de sentir en igual magnitud...
Quizá el sentido de la vista se convierte en nuestro peor enemigo
cuando de sentir y soñar se trata.
Es posible que nuestra vista física le ponga freno nuestras alas
y nos haga pensar más en las barreras que en las recompensas...
Ya que las cosas del corazón no se pueden medir por la vista,
tal vez valdría la pena pasar más tiempo sintiendo intensamente,
como si nadie nos observara...
y con los ojos cerrados.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Los 27 lluviosos


No hay 27, que no llueva, desde aquel 27 en que nos dejaste...
Será que dejas caer la lluvia para que nos acordemos que no estás?
Es que acaso no sabes, que nunca nos olvidamos de ti?
O será que lo haces como una más de tus acostumbradas bromas?
Si es así, no es mal recibida, todo lo contrario.
Hasta se me ha hecho una costumbre, visitar a tu madre cada 27,
a pesar de la lluvia, de mis ocupaciones y de todo...
no me pierdo de ninguno de sus acostumbrados abrazos.
Es como si en ese abrazo dijéramos tanto
y compartiéramos lo mucho que te quisimos...
inevitablemente, siempre terminamos comentando y reflexionando
acerca de la lluvia que cae cada tarde de cada 27,
como si fuera una promesa de que estás allí, en algún lugar,
mirándonos y sonriéndonos...
Y, aunque sea un poco incómodo el tráfico que produce la lluvia,
siempre disfruto de ese torrencial de agua que cae cada 27,
porque sé que la lluvia siempre será necesaria
para hacer florecer nuestras esperanzas.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Desempolvando recuerdos

Un toque de curiosidad bastó para que tropezara esta mañana con recuerdos de hace varios años. La aparente confusión de pensar que eran las pertenencias de otra persona, sólo ayudó a que mi sorpresa fuera más que extraordinaria. Ya que había dado con ese conjunto de pequeñas cosas, me dispuse a desempolvarlo (en todos los sentidos), mientras redescubría el encanto de aquellos detalles. Me subí en las alas del tiempo y reviví ese pasado en el que pocas veces pienso; lancé algunos suspiros, muchas risas se escaparon de mi boca y un par de lágrimas también hicieron su aparición... volé como el primer día que descubrí que tenía alas, toqué un par de estrellas y me sumergí en toda la magia impregnada de esos recuerdos tan únicos que creía perdidos.

Aunque para muchos mi pequeña colección de recuerdos puede ser un montón de nada o sólo basura, para mí tienen un significado especial. Tal vez por eso nunca me deshice de ellos... quizá por eso han resistido tanto tiempo, porque ellos también saben que cuando realmente los necesite, habrá un poder invisible que me llevará a su camino, como recordatorio de que es importate, vivir, soñar y renovarse... aún con vivencias antiguas.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Panamá

Es tierra más joven del continente americano, por ser la última en emerger del mar, sin embargo, se le conoce como el istmo por medio de la cual se dieron la mano, dos mundos que antes estuvieron separados por profundidades marinas.

Debido a que esta angosta tierra está abrazada por dos mares, posee una gran riqueza natural, de la cual se deriva su nombre, ya que la palabra Panamá significa en dialecto indígena, abundancia de peces y mariposas.

Su riqueza cultural es un legado de los matices heredados de la mezcla de tradiciones españolas, africanas, indias y estadounidenses, las cuales han dado como resultado nuestra particular idiosincracia y nos ha destacado a través de los años como un "crisol de razas", como el "centro del mundo y corazón del universo", como "la ruta por descubrir", como la tierra que se" queda en ti" y sobretodo, como "el país que dividió su tierra para unir al mundo".

Hoy cumplimos un año más de ser soberanos e independientes, y lo estamos celebrando como si fuera nuestro primer día de triunfo. Aunque antes fuimos ricos en oro, hoy no lo somos. Tampoco somos grandes en territorio, ni en número de habitantes, sin embargo, somos ricos en perseverancia y grandes en hacerle homenaje a la frase que ondea en nuestro escudo nacional y que dice claramente que hemos sido, somos y seremos "para beneficio del mundo".

jueves, 16 de septiembre de 2010

Escuchando el silencio

En esos momentos en los que parece no haber respuestas, ni salidas, por lo general nos dejamos llevar por nuestros agobios, sin detenernos a pensar que la respuesta está más cerca de lo que creemos... Nos pasa cada vez que permitimos que nuestros propios aceleros, la rutina y distracciones cotidianas, nos impidan ver más allá de lo que ven nuestros ojos, ni escuchar más allá, que el ruido de las calles, ni pensar con todos nuestros sentidos.

Por qué será que solemos olvidar algo tan básico como sentir con toda nuestra alma, entregarnos de todo corazón, creer con todas las fuerzas, sonreír más frecuentemente y escuchar a nuestro corazón?

Sin duda, si lo hiciéramos más a menudo, terminaríamos sintiéndonos más libres, encontrando aquellos tesoros al final del arco iris, descubriendo la bondad de la gente, disfrutando más de la naturaleza y de lo que tenemos, queriéndonos más a nosotros mismos y sacando nuestro mejor yo.

Después de todo, no es algo imposible de alcanzar... sólo basta con hacer un pequeño alto, estar a solas un momento, rodearnos de esas cosas que nos enamoran y escuchar el silencio, para que salgan a flote esas respuestas que tenemos en nuestro corazón, y para que podamos dar lo mejor de lo que cada uno de nosotros tiene dentro de sí.

martes, 20 de julio de 2010

Carta a un amigo


Te extraño todos los días de distintas maneras, pero hoy, te extraño un poco más... Ahora que no estás, los silencios son más extensos y los días trancurren más lento, ya que es notoria la ausencia de tu voz, de tus risas, tus chistes y tus usuales saludos. Fuiste un amigo sin igual que se caracterizaba por adueñarse fácilmente del cariño de todos y por exteriorizar toda esa bondad que era capaz de dar tu inmenso corazón.

Sé que tenemos que aceptar que no regresarás, sin embargo, me duele saber que no atravesarás la puerta de mi oficina cada mañana para decirme alguna ocurrencia que me haga sonreír, que no estarás aquí para romper el hielo en alguna aburrida reunión, que no darás una de tus buenas ideas cuando los demás estemos escasos de creatividad, que no compartirás uno de tus deliciosos emparedados con algún compañero que no tuvo tiempo de desayunar en casa, que no te ofrecerás de voluntario para cualquier tarea con la mejor disposición, que no me esconderás el zapato que me quité durante el almuerzo, que no te aparecerás en la noche con una barra de chocolate para "ayudarme a energizarme".

Igual que yo, muchos familiares, compañeros y amigos tienen una lista similiar de "Lo que ya nunca más Alejo hará...", porque eras más que un compañero de labores, más que un amigo y más que un par de ojos verdes. Fuiste una persona que destacaste en todo lo que te propusiste y que dejó su huella palpable en las personas que llegaron a conocerte. Lograste en tus casi 28 años lo que muchos no llegan a alcanzar en toda una vida. Ahora muchos entendemos tus aceleros, tu inquietud, tu rapidez para llegar a algún sitio y la extrema pasión que ponías en todo lo que hacías... hasta se nos ocurre pensar que tal vez algo dentro de ti te hacía saber que tu paso sobre la tierra sería mucho más corto que el nuestro, y, a pesar de eso, te esmeraste por vivir intensamente y dejar un legado en cada uno de los que te conoció.

Personalmente, me siento feliz de haberte conocido y de haber compartido tanto contigo durante los últimos tres años. Me alegra mucho saber que viviste cada día como si fuera el último, que diste todo de ti sin arrepentirse, que hiciste lo que quisiste, no lo que debiste, que exteriorizaste todas tus opiniones y que no guardaste nada para mañana.

Hace unos días me solicitaron limpiar tu puesto, entregar tus objetos personales a tus familiares, revisar tu computadora y tu correo electrónico para organizar tus archivos, documentos y registros. Admito que fue un proceso difícil pero necesario, además, después de eso, siento que te conozco más que nadie, ya que así pude saber mucho más de ti, por ejemplo: la última película que viste, los clientes que trabajaste los últimos días, los detalles guardabas con cariño, la oración que hacías cada mañana antes de iniciar tus labores, la canción que escuchabas a diario, entre otros temas. Muchas cosas me hicieron reflexionar, otras me hicieron sonreír y algunas me sorprendieron. Una de ellas fue esta imagen que guardabas en el escritorio de tu laptop, que describe tus pensamientos casi exactamente:

Disculpa lo extenso de la carta, pero hace casi cuatro semanas desde la última vez que hablamos de todo, sin saber (al menos yo) que sería la última vez que lo haríamos. Gracias por tomarte un día de tus vacaciones para pasar por mi oficina y decirme ese par de cosas que no habías podido decirme antes.

Tu espontaneidad y belleza de espíritu eran, son y serán apreciadas siempre.

Hasta pronto!

lunes, 21 de junio de 2010

Prefiero


Preferiría que me regalen una estrella, a que me bajen por completo el firmamento estrellado...
Preferiría que me obsequien sólo una rosa, a que alguien me haga dueña de un jardín entero de flores...
Preferiría un sólo beso que sea verdadero, a un millar de ellos que se otorguen por costumbre y nada más...
Preferiría una sola palabra genuina, a miles de explicaciones y excusas sin sentido...
Preferiría vivir un sólo día al lado de alguien que me haga sumamente feliz, antes que pasar el resto de mi vida atada a alguien que no significa nada para mí...
Preferiría una sonrisa espontánea, a tener a mi disposición cientos de caricias y abrazos fingidos...
Preferiría captar tan sólo una mirada cálida, a ser el centro de atención de miradas que reflejen frialdad...
Sin lugar a dudas, las cosas sencillas que se entregan sin reparo y de corazón son más importantes que todo aquello que busca aparentar ostentación y exageración....
Es por eso que preferiría morir en sus brazos, que vivir fuera de ellos.

martes, 25 de mayo de 2010

Amanecer en el lugar soñado

Encontré la puerta del sol en uno de mis recorridos:
está allá, en el lugar soñado.
Por allí hace su entrada el astro rey cada mañana,
con toda su calidez y magia...
Es casi como encontrar el final del arco iris.
Sí, adoro los amaneceres,
sin importar si los veo desde mi ventana,
desde mi banca, desde una montaña, lago o playa.
Y, aunque algunos me llamen loca
por levantarme temprano sólo para observarlo,
espero nunca dejar de hacerlo,
porque dejaría de ser Ada (o Hada)...
Simplemente, necesito de esa energía
para continuar mi vuelo día a día.

lunes, 3 de mayo de 2010

La última canción

" A veces tienes que estar lejos de las personas que quieres,
pero eso no significa que las quieras menos...
Algunas veces, eso hace que las quieras aún más. "


miércoles, 28 de abril de 2010

Desde el kilómetro cero


Los 5684 kilómetros ya no existen, la cuenta regresiva tampoco... Ahora estoy acá, en mi tercer punto cardinal: mi oasis, mi ciudad de sierras, lagos y castillos. Al pisar este lugar, tuve la misma impresión que siento cuando he estado fuera de casa por muchos meses y recién regreso.

Estar de vuelta, me ha hecho bien; sólo el hecho de estar aquí, me relaja. Esta noche he dormido más de lo que dormí toda la semana pasada en mi país y de corrido, así que me siento descansada... Vi al tonto por mucho más de cinco minutos y seguramente seguiremos viéndonos los próximos días... Mis mariposas están más inquietas que nunca; la única razón por la que no las corro, es porque son parte de mi esencia... Todavía no hemos visitado algunos lugares, pero ya tendremos tiempo de hacerlo los siguientes días.

Saludos y abrazos, desde el Kilómetro 0.

PD: Por cierto, feliz cumpleaños. NBs!

martes, 20 de abril de 2010

7 días... 5684 km



Sí, la cuenta regresiva continua, no la he olvidado, ni he perdido la cuenta... tampoco he cambiado de opinión, de destino, ni de fecha. Aún sigo más ocupada de lo que quisiera estar, con varios inconvenientes entre manos y sin pasaporte (me lo entregan mañana). A pesar de todo, ya casi siento que estoy allá y eso me libera de las tensiones que traigo; hasta siento que puedo respirar la tranquilidad de ese lugar... cuando pienso en eso, me detengo, respiro profundo, me relajo y puedo sentir cómo automáticamente baja el ritmo acelerado que llevo y disminuye mi estrés.

No puedo negar que mi cansancio está en un nivel crítico y hasta he estado a punto de posponer el viaje en más de una ocasión por algunas situaciones que han surgido, pero no puedo ni quiero hacerlo... porque dije que llegaría en cierta fecha, porque me urge ese espacio de paz y porque necesito ver al tonto, aunque sea por 5 minutos...

jueves, 15 de abril de 2010

Hace 25 años



Todavía lo recuerdo como si fuera ayer... un día como hoy hace un cuarto de siglo, yo acababa de regresar de clases y allí estaban mis padres dándome la noticia: iba a tener un nuevo hermano que nacería en octubre. Me puse feliz, sin meterle mucha cabeza a lo que eso significaba. Mientras ellos intentaban explicarme todo lo que pasaría los siguientes meses, yo sólo pensaba en lo divertido que sería tener un bebé en casa.

Recuerdo también que más tarde, ese mismo día, mi mamá mencionó una nueva emisora que había descubierto y que seguramente me encantaría. Evidentemente, no se equivocó. Justo ese día salió al aire la emisora que llevo 25 años escuchando, ya sea por costumbre, por pasión, porque me trae buenos recuerdos, por obsesión o porque sí... lo cierto es que no la cambiaría, a menos que la saquen del aire.

Ese día gané por partida doble: un hermano con quien compartiría mucho a lo largo de dos décadas (y un poco más), y un espacio musical hecho a mi medida...

A veces tropezamos con algo que es tan perfecto para nosotros, como la pieza que nos faltaba y descubrimos que no hace falta buscar nada más, porque encontramos lo que buscamos, exactamente como lo necesitábamos. Nos pasa a diario, de mil y una manera, con gente, lugares, libros, música y demás... nos enamoramos, nos enganchamos y es entonces cuando volvemos a hacernos esa pregunta vital: "cómo pude estar por tanto tiempo sin esto? (o sin ti?)".

domingo, 28 de marzo de 2010

Tengo



Tengo...
30 días por delante,
5684 kilómetros en medio,
un tonto que me espera en el sur,
un abrazo que a menudo me hace volar,
un sueño recurrente que adoro,
un lugar en donde los sueños se hacen realidad...

Tengo...
silencios que dicen mucho,
un libro a medio terminar,
un par de dudas irracionales,
una carta que debí escribír y no pude,
una docena de postales que nunca entregué,
un secreto que nunca confesé,
un capítulo de mi vida por cerrar,
un recuerdo que me hace sufrir,
y miles más que me hacen volar...

Tengo...
un mundo de sueños por cumplir,
un puñado de esperanzas que nunca dejo ir,
una estrella a la que recurro todas las noches,
un amanecer que se cuela por mi ventana cada mañana,
una luna llena que me renueva cada 28 días,
una playa en la que me refugio cuando quiero escapar,
y un millón de mariposas que no me permiten olvidar...

jueves, 25 de marzo de 2010

Contar estrellas


Tonto: En qué consiste contar estrellas?... Hay que tirarse en el césped tomados de la mano, contar en silencio y pedir un deseo si se ve una estrella fugaz?

Tonta: ... Puede consistir, como dices tú, en recostarse en el césped o en la arena a mirar el cielo juntos, hablar tonterías y cosas en serio, soñar un poquito con lo que se puede alcanzar, tratar de hacer formas con las estrellas, identificar la estrella más brillante, nombrar estrellas, pedir deseos a estrellas fugaces... o tan sólo en mirar el firmamento juntos sin hablar por unos minutos... debe ser una linda experiencia, no crees?

Tonto: Es lo más hermoso que he leído en meses.

Tonta: Es lo más hermoso que he escrito en meses.

Tonto: Hermoso es poco. Gracias!
... Ahora la idea de contar estrellas me gusta todavía más...

Tonta: ... Un día de estos puedo hacerte una invitación

Tonto: No me negaría a contar estrellas con vos.

viernes, 12 de marzo de 2010

Mañana gris



Hoy la mañana decidió ser gris sólo para llevarle la contraria a los pronósticos climáticos que decían que esta semana sería una de las más soleadas y secas de la temporada. Tal vez nuestro clima es igual a nosotros (los panameños), y decide simplemente salirse por la tangente, de vez en cuando, para hacernos entender que nada es seguro en esta vida.

Hoy el sol no se dejó ver la cara y la cercanía de las nubes grises sobre el suelo, no nos permitió ver las olas del mar rompiendo cerca de la costa, ni las cúspides de los edificios de la ciudad, ni el horizonte, ni los pelícanos y gaviotas que por lo general sobrevuelan la zona costera.

Todo parece tan sombrío y silencioso... muchos han adoptado un camintar tan lento que en ocasiones pareciera que todo está inmóvil, como si el tiempo se hubiera detenido o como si todos fuéramos parte de un lúgubre retrato que quedó capturado sobre un papel.

Parece que el astro rey tiene un efecto directo sobre el comportamiento de todos los seres vivos... al igual que el clima... y la luna... O será que me pasa sólo a mí?

lunes, 22 de febrero de 2010

Noti - rápidas


Trabajo:
Sigo ocupada, porque el período difícil aún no pasa; sin embargo, espero sentirme más aliviada de trabajo dentro de poco, ya que recientemente me contrataron un asistente a tiempo completo, el cual se ha adaptado perfectamente bien al ritmo de trabajo.

Familia:
Todos están bien, pero sólo los veo los fines de semana. El sábado pasado pasé el día completo con mis sobrinas y las consentí como nunca. Las llevé de compras, a almorzar cerca de la playa, al centro de visitantes del canal de Panamá, y a un parque de juegos mecánicos. Como resultado, ellas terminaron el día felices y también yo, aunque con muy pocas energías.

Amigos:
Algunos están trabajando tanto como yo, dos están preparando su boda para este año, otros están estudiando, y el resto, de viaje. Rafa me dejó el apartamento para mí sola desde el 15 de enero y se fue a vivir solo (según él). Empiezo a detestar el espacio vacío que dejó y estoy ideando qué hacer con esa habitación... si pudiera tirarla por una ventana lo haría. Lo peor es que olvidé por completo con qué llenaba ese espacio antes.

Días libres y vacaciones:
Tuve unos días libres durante los carnavales, los cuales aproveché para descansar y hacer algunas actividades con familiares y amigos. Mis próximas vacaciones serán a finales de abril y ya tengo las principales reservas confirmadas. Ya mi jefe sabe que cambiar las fechas de mis vacaciones sería equivalente a cometer un pecado capital.

Viajes:
No he hecho ninguno en lo que va del año, sin embargo, tengo tres viajes de trabajo programados para el primer semestre del año y uno de placer que programé en mis vacaciones. Por cierto, tengo el pasaporte vencido y tengo que renovarlo esta semana.

Salud:
En general estoy bien, a pesar de haber perdido 6 kls (13.2 lbs) desde diciembre de 2009. Me hice un análisis médico y descubrí que soy alérgica al polvo de casa, al polen, a los gatos, a la hierba y a los caballos, por lo que debo evitarlos o medicarme si estaré expuesta a ellos.

Entretenimientos:
Finalmente actualicé mi ipod, además, aproveché algo del tiempo libre que tuve en carnavales para pintar y reorganizar mi habitación. Estoy leyendo Rex Angelorum, de Eduardo Verdurmen, y tuve la oportunidad de conocer al autor de libro mientras leía ni nueva adquisición afuera de las salas de un cine de la ciudad. Una curiosa casualidad, pero que no dejó de ser agradable... además, obtuve su autógrafo sin tener que hacer largas filas.

En cuanto al tonto:
Sigo a 5684 Km de él, con una cuenta regresiva que va por 64 días (lo que coincide con mis próximas vacaciones), haciendo llamadas o intercambiando sms de vez en vez, y extrañando ciertos alfajores y cientos de cosas más que sólo puedo tener en el kilómetro cero. Anoche soñé con él, gracias a la sugerencia que él me hizo de dormír con la "remera mágica" que me regaló hace un año; efectivamente, tuve dulces sueños, y sentí que despertaba en uno de sus abrazos.

viernes, 29 de enero de 2010

Somos polvo en el viento...


En nuestro recorrido por el camino de la vida, conocemos personas y algo de nosotros queda en ellas, al igual que algo de esas personas queda en nosotros. Es por eso que no morimos cuando dejamos de respirar, sino cuando muere la última persona que puede recordarnos... es en ese momento cuando nos desvanecemos totalmente.

Existe una antigua leyenda cherokee que habla de esto, haciendo la similitud de la vida humana con un puñado de polvo que una mano lanza al viento. La leyenda cuenta que mientras estamos en la mano, estamos seguros, sin embargo, no nos hemos expuesto a las experiencias importantes de la vida; cuando al fin decidimos lanzarnos, llegamos a conocer la plenitud de volar, de compartir, de amar, de sentir y de crecer con otros. Y seguimos en el aire por un tiempo, hasta que empezamos a caer, lo que hace referencia a nuestra mortalidad... sin embargo, aunque la partícula de polvo cae en tierra, la misma no se disipa, sino que sigue estando allí, del mismo modo en que permanecemos en la memoria y el corazón de aquellos en quienes hemos dejado alguna huella, aunque físicamente no estemos.

sábado, 9 de enero de 2010

Hablando de besos y adicciones


Tonto: Charlie muere? Noooooooo CHARLIEEEEEEEE! A mi ya me había caido simpático por el beso que le dio a Claire antes de irse. Pobre Charlie... pero bueno, por lo menos tuvo su beso. Hay algo mas importante en este mundo que eso?

Tonta: ... Hay cosas más importantes que un beso... una vida feliz en todos los aspectos no estaría nada mal.

Tonto: ... Una vida feliz o un beso? ... yo quiero el beso, lo demás se verá después.

Tonta: Yo quiero todo, pero no tengo mucho apuro.

Tonto: Una vida feliz no es en parte un beso de Esa persona todos los días?

Tonta: Una vida feliz es más que besos... pero los besos ayudan mucho...

Tonto: Hay momentos en que un beso es todo, no? Incluso más que una vida feliz. Hace tiempo hablábamos de que era mejor un minuto al lado de Esa persona especial que nunca verla. Yo me animaría a tomar su mano, vos a darle un abrazo... pero no sería mejor un beso?

Tonta: Un beso puede significar demasiado, porque en un beso se entrega mucho. Si tuviera un minuto al lado de esa persona especial me atrevería a darle un abrazo... pero no creo que me atreva a besarlo, por mucho que quiera hacerlo... aunque quién sabe, en el momento pueden pasar muchas cosas...

Tonto: Un beso sería mucho pedir, no? Leí por ahí que los besos provocan adicción, y si vamos a ver a esa persona solamente un minuto es mejor evitar las adicciones. Mejor volver a la idea de tomar las manos de Esa persona y grabarme su sonrisa en el corazón. Se puede hacer algo mejor en un minuto?

Tonta: No creo que sería mucho pedir un beso, pero sí sería algo un poco peligroso por la adicción de la que hablas... si va a ser sólo un minuto es mejor evitar esas adicciones... sería posible resistir la tentación?

Tonto: Besar a Esa persona, aunque sea en sueños, sería un error. Mmm ... sería como volar muy alto y llegar a una nube de la que sea imposible bajar, y cada vez que volemos caer en esa nube y no en el suelo... no despertaríamos nunca de nuestro sueño (no me hagas demasiado caso, son casi las 12 de la noche). Lo importante es esto: hay que resistir la tentación, no importa como.

Tonta: De verdad crees que besar a esa persona sería un error... es mejor poco que nada, pero nunca nos conformamos con poco, verdad? Quieres quedarte en un sueño eterno y sólo soñar con ese beso? Suena interesante, pero no creo que sea demasiado bello tampoco, no podemos pasar la vida soñando dormidos... ni despiertos. De verdad podrías resistir la tentación y no besar a esa persona si tuvieras la oportunidad?

Tonto: Besarla o no? No sé... si sólo fuera un minuto el que estoy con ella no la besaría, emplearía el tiempo en mirarla, escucharla y sentir sus manos entre las mías. Con ese recuerdo sería feliz. Si tuviera más tiempo, supongamos una hora, haría lo mismo... y en los últimos 10 minutos un beso.

Tonta: Es cierto, un minuto no sería suficiente para un beso... si hay más tiempo sí sería posible... qué haríamos después si nos hacemos adictos?

Tonto: Qué hacemos si nos convertimos en adictos? Soñar con que Esa persona está a nuestro lado y nos besa. Se puede hacer otra cosa? Me encontras sentido? ...Viste que cosas confusas que escribe mi corazón a veces?