viernes, 29 de enero de 2010

Somos polvo en el viento...


En nuestro recorrido por el camino de la vida, conocemos personas y algo de nosotros queda en ellas, al igual que algo de esas personas queda en nosotros. Es por eso que no morimos cuando dejamos de respirar, sino cuando muere la última persona que puede recordarnos... es en ese momento cuando nos desvanecemos totalmente.

Existe una antigua leyenda cherokee que habla de esto, haciendo la similitud de la vida humana con un puñado de polvo que una mano lanza al viento. La leyenda cuenta que mientras estamos en la mano, estamos seguros, sin embargo, no nos hemos expuesto a las experiencias importantes de la vida; cuando al fin decidimos lanzarnos, llegamos a conocer la plenitud de volar, de compartir, de amar, de sentir y de crecer con otros. Y seguimos en el aire por un tiempo, hasta que empezamos a caer, lo que hace referencia a nuestra mortalidad... sin embargo, aunque la partícula de polvo cae en tierra, la misma no se disipa, sino que sigue estando allí, del mismo modo en que permanecemos en la memoria y el corazón de aquellos en quienes hemos dejado alguna huella, aunque físicamente no estemos.

10 comentarios:

Eurice dijo...

Eso a veces me gustaria pensar que cuando yo no esté algo de mi quede impreso en la memoria de aquellos que me conocieron un día.
Hadita tu siempre estarás en mi recuerdo bien sabes por qué, dí mis primeros pasos de la mano de tus comentarios.
Un beso!
Prodigate más por estos lares amiga...

El Bueno de Cuttlas dijo...

Es una leyenda muy bonita y entrañable, además de verdadera. Las personas siempre sobreviven en los recuerdos que los demás guardan de ellas; de esa manera no se los lleva el viento.

Saludos

Julio Fuentes dijo...

Por casualidad me he encontrato con estas "Pinceladas de Pensamientos",... y como un buen amante de las palabras, me ha sido irresistible el detenerme y entrar a explorar tus escritos. Mis felicitaciones por la belleza de todo lo encontrado y todo lo que me has regalodo sin saberlo. Un abrazo desde Chile. Julio.

simplemente yo dijo...

Pues me ha encantado esta leyenda, yo en parte siempre he creido algo así, además mi abuela aunque ya no está con nosotros, siempre estará conmigo, así que en parte sigue viva. Bessos

Connie =) dijo...

creo que siempre se necesitan esos recuerdos... dicen que la gente nunca se muere mas que cuando dejas de recordarlos y creo qe tienen razon !! paz y bien!!!

ONUBIUS dijo...

Es triste pero es cierto, a nuestro alrededor van dejando de existir con el paso del tiempo, esas personas que influyeron, que fueron parte de nosotros, es triste, es cierto, pero siempre nos quedara su risa, su aroma pegado a nuestro corazón, capaz de gestionar los olvidos para convertirlos en eternos sentimientos a nuestro lado, haciendo que la ausencia física sea menor que la espiritual...

Abrazzzusss

Pablo Mariosa dijo...

Las lenyendas antiguas no suelen fallar.

Elegiste una preciosa.

Te recomiendo una película italiana: "La finestra di fronte". Si bien nada tiene que ver con esta leyenda, sí trata sobre el tema de los recuerdos y cómo quedan en el interior de la gente que se ama.

Un beso grande,

Pablo

Eurice dijo...

Amiga que cara eres de ver...
Pensé en ti y aqui me tienes, no veia ninguna actualización así que pense que seguias ausente.
Un beso, vuelve pronto!

Anónimo dijo...

no te desaparezcas asi...
te recuerda tu amiga para siempre...

BZ

Hada dijo...

Eurice:
Siempre algo de nosotros queda en las personas que conocemos, aunque muchas veces, parezca imperceptible.

El Bueno de Cuttlas:
Siempre he dicho que uno de los mayores tesoros que podemos tener, son los recuerdos... lo mejor es que nadie nos los puede arrebatar.

Julio Fuentes:
Me alegra que la casualidad o alguna otra fuerza, te hayan traído hasta acá y que de paso, te gustara leerme. Te agradezco tus palabras.

simplemente yo:
Todos dejamos nuestra huella y lo más seguro es que sea más evidente cuando se trata de personas cercanas a nosotros.

Connie
Los recuerdos son importantes, es lo que nos queda cuando las personas que queremos parten, es por eso que debemos sembrar buenos recuerdos en las personas que nos importan.

Onubius:
Por alguna razón, hay seres que calan más profundamente en nuesto ser que otros... las ausencias físicas a las que tenemos que enfrentarnos todos, sin parte de nuestra humanidad, sin embargo, siempre podremos revivir gratos momentos con esas personas que quisimos y no están. Es cierto que no se puede vivir de recuerdos, pero muchas veces, recordar hace bien.

Pablo Mariosa:
Tendré que sacar un tiempo para ver la película que mencionas. Te agradezco el comentario

Abrazos!