martes, 25 de mayo de 2010

Amanecer en el lugar soñado

Encontré la puerta del sol en uno de mis recorridos:
está allá, en el lugar soñado.
Por allí hace su entrada el astro rey cada mañana,
con toda su calidez y magia...
Es casi como encontrar el final del arco iris.
Sí, adoro los amaneceres,
sin importar si los veo desde mi ventana,
desde mi banca, desde una montaña, lago o playa.
Y, aunque algunos me llamen loca
por levantarme temprano sólo para observarlo,
espero nunca dejar de hacerlo,
porque dejaría de ser Ada (o Hada)...
Simplemente, necesito de esa energía
para continuar mi vuelo día a día.

lunes, 3 de mayo de 2010

La última canción

" A veces tienes que estar lejos de las personas que quieres,
pero eso no significa que las quieras menos...
Algunas veces, eso hace que las quieras aún más. "