martes, 25 de mayo de 2010

Amanecer en el lugar soñado

Encontré la puerta del sol en uno de mis recorridos:
está allá, en el lugar soñado.
Por allí hace su entrada el astro rey cada mañana,
con toda su calidez y magia...
Es casi como encontrar el final del arco iris.
Sí, adoro los amaneceres,
sin importar si los veo desde mi ventana,
desde mi banca, desde una montaña, lago o playa.
Y, aunque algunos me llamen loca
por levantarme temprano sólo para observarlo,
espero nunca dejar de hacerlo,
porque dejaría de ser Ada (o Hada)...
Simplemente, necesito de esa energía
para continuar mi vuelo día a día.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Bello escrito
Bella foto
Bellos pensamientos

Rafa

PD: no estas loca

RICARDO MIÑANA dijo...

Muy bonito el texto, un placer leerte, tienes un bonito blog.
que tengas una feliz semana.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Yo creo que si hubiera nacido en los tiempos remotos de la Prehistoria sería un adorador del Sol. No precisamente porque me guste el calor (aguanto mejor el frío), sino por todas las connotaciones que tiene el astro rey, su luz, su energía y su poder. Cuántas buenas películas tienen planos memorables con el Sol en su encuadre... (como la de tu foto)

Abrazos :-)

Anónimo dijo...

Sos mia.

Pablo Mariosa dijo...

No sé qué es mejor: si la fotografía o tus versos.

Pero tomar esa decisión no viene al caso.

Lo importante es que los amaneceres son mágicos, ¿no? jeje

Un beso grande,

Pablo

Anónimo dijo...

Hmmm...

Anónimo dijo...

La solucion: te tomas vacaciones y regresas.

Despues de todo, todavia tienes dias que no has tomado, cierto?

Rafa

Moni dijo...

Mirar cada amanecer es la mejor manera de empezar un dia, cargas energía positiva y se tiene una sensacion de libertad indescriptible...
un abrazo...

Anónimo dijo...

Feliz viaje y suerte con el cruce del charco.

Rafa

ONUBIUS dijo...

Esplendido vuelo que hace de nuestro despertar algo tan maravilloso como empaparse de la energía suficiente para seguir caminando, nunca dejes de buscar el final de ese arco iris, donde habita la magia de los sentidos, baúl repleto de vida, armonía necesaria para ver los sueños hechos realidad, para darnos cuenta de la eternidad, que no acaba a dos centímetros de nuestra existencia, que todo es suficiente, como insuficiente lo es todo para seguir adelante, me sumo a tus amaneceres, me declaro voluntario para seguir amaneciendo y seguir intentando colgar esa sonrisa en lo mas alto...

Abrazzzusss