sábado, 27 de noviembre de 2010

Los 27 lluviosos


No hay 27, que no llueva, desde aquel 27 en que nos dejaste...
Será que dejas caer la lluvia para que nos acordemos que no estás?
Es que acaso no sabes, que nunca nos olvidamos de ti?
O será que lo haces como una más de tus acostumbradas bromas?
Si es así, no es mal recibida, todo lo contrario.
Hasta se me ha hecho una costumbre, visitar a tu madre cada 27,
a pesar de la lluvia, de mis ocupaciones y de todo...
no me pierdo de ninguno de sus acostumbrados abrazos.
Es como si en ese abrazo dijéramos tanto
y compartiéramos lo mucho que te quisimos...
inevitablemente, siempre terminamos comentando y reflexionando
acerca de la lluvia que cae cada tarde de cada 27,
como si fuera una promesa de que estás allí, en algún lugar,
mirándonos y sonriéndonos...
Y, aunque sea un poco incómodo el tráfico que produce la lluvia,
siempre disfruto de ese torrencial de agua que cae cada 27,
porque sé que la lluvia siempre será necesaria
para hacer florecer nuestras esperanzas.

12 comentarios:

Hey, Veró.o ! dijo...

tengo una amiga que cad vez que es su cumpleaños, llueve,d esde que nació... Hasta este año. De todas fromas las cosas nunca son lo suficientemente sencillas como para dejarlas a manos del destino o coincidencias :)
Miles de abrazos
veró.o

Hada dijo...

Y siempre quedará la duda de si es una mera coincidencia o una perfecta conspiración del universo por lograr algo que no logramos entender en su totalidad.
Abrazos, Veró

✙Eurice✙ dijo...

Hadita que alegría volver a leerte.
Mi madre decía que cuando llovia es que el cileo lloraba por nuestros seres queridos...
Besos amiga, te he extrañado.

Hada dijo...

Tal vez sea verdad eso... en nuestro caso, será por esa persona que nos dejó un 27.
También me alegra leerte, Eurice... gracias por pasar y comentar =)
Abrazos!

don vito dijo...

Hola, bello blo, preciosas entradas, te encontré en un blog común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
muchas gracias, buena tarde, besos

Hada dijo...

Gracias por tu comentario y por la invitación =)
Abrazos!

Anónimo dijo...

Voto por la opcion 2: nos juega una broma pesada a todos para probar que haremos
Tu amigo Rafa

Hada dijo...

Es posible... igual no deja de ser un poco raro.
Abrazos!

Pablo Mariosa dijo...

Una vez más, paso por tu blog y me encontro con un escrito que pone en primer lugar aquello que sentimos y lo convierte en poesía, en prosa, en literatura.
Si bien es sencillo, a partir de un número y un hecho, la lluvia, hablás del duelo y del amor, del recuerdo, de la proyección a futuro, de cómo el mundo sigue pero con las huellas de nuestro pasado.
¡Un beso grande!
Pablo

Cosas de gamusinos dijo...

Hermoso. Un abrazo

El Bueno de Cuttlas dijo...

Que así sea entonces considerada la lluvia como mensajera de las alturas, en recuerdo peremne.

Abrazos

simplemente yo dijo...

Sí es bonito, muy bonito, es una buena manera de recordarlo, y espero que siempre siga lloviendo, yo creo que es una forma en la que se pone en contacto con vosotros. Besos