jueves, 3 de marzo de 2011

Como la sangre al corazón


Ella se detiene por un instante y piensa... su mente viaja en el tiempo, un par de años atrás, preguntándose cómo es que pudo vivir sin él en ese entonces... y descubre, a su pesar, que no logra recordar con sensatez lo que fueron aquellos días antes de conocerlo. Fueron décadas sin él, de las cuales no recuerda haber soñado despierta, sentir vértigos por un simple abrazo, contener el aliento ante un momento mágico o sentir que volaba aún estando en tierra... ni una sola vez.

Ahora cada latido, cada respiro y cada suspiro, no hacía más que comprobarle que sólo con él se sentía completa, que no había otra persona en el mundo que la hiciera sentir tan a gusto y feliz, que por alguna razón inexplicable, se sentía irrevocable e inequívocamente atraída por ese sér... como si fuera su polo opuesto, como las raíces de los árboles a la tierra, como los planetas al sol... y como la sangre al corazón.

8 comentarios:

Peter dijo...

Me gustó mucho lo qe escribiste. Es cierto, cuando uno encuentra a ese alguien especial; a esa persona qe lo hace tan feliz, piensa y le cuesta imaginar la vida sin el o ella. Y tambien cuesta recordar como era la vida antes de conocer a ese alguien. Tambien pasa que a veces uno de lleva desiluciones de la gente; qe piensa qe alguien es "esa" persona con la qe qiere compartir el resto de su vida, y de un momento a otro, se da cuenta de qe no es, esa persona, tan ideal como parecia. Y eso nos duele pero de los errores y las desiluciones uno tambien aprende, claro...

Rosa dijo...

Es muy bonito, transmite mucho sentimiento y está muy bien redactado. Se ve que ella está muy enamorada y que ahora ya no se imagina una vida sin su amado. Se la ve realmente feliz y espero que esto que siente nunca se acabe. Un beso.

ONUBIUS dijo...

Es el complemento ideal, lo que hace grande la complicidad, cuando se unen dos polos dan lugar a ese milagro que nos hace ver y sentir las cosas de otra forma, buscamos y buscamos, cuando lo encontramos es como completar esa otra parte de nosotros que pareciera dormir, aletargado en lo mas profundo de nuestra forma de ser, eclosiona entonces con todos los sentidos a flor de piel, consiguiendonos esa magia que nos puede hacer volar sin necesidad de tener alas....


abrazzzusss de fin de semana

Veró dijo...

Porque después de ese encuentro no hay más pasado, sólo futuro.
Y eso del vértigo, vaya que se siente bien.
Miles de abrazos
Veró

Leonard dijo...

este es una de las pocas cosas, donde la teoria no es ni una pequeña cuota de la sensacion practica.^^ç
suerte.^^
lindo texto.

LiBe_LuLa dijo...

Cuando leo cosas como estas me entran ganas de romper el muro al miedo que tengo a sentir ese vértigo... lo pondré de principal para leerlo todos los días!!
Precioso

Hada dijo...

Peter:
Te agradezco la visita y tu valioso comentario. Es increíble cómo "esa" persona llega a ser el centro de nuestro universo, lo queramos o no.

Rosa:
Gracias por tu lindo comentario... Ella es feliz, un poco loca, pero feliz.

Onubius:
Esa complicidad única que amara a dos personas una a la otra es una de las razones por lo que esta vida, definitivamente vale la pena. Y seguimos hablando de lo mismo: magia, alas, complicidad, compañía, sentidos, ilusión... ellos... nosotros.
Un abrazo cálido!

Veró:
Los vértigos son de mis sensaciones favoritas, a pesar del miedo que a veces traen consigo.
Abrazos y feliz regreso! =)

Libe_lula:
Sólo voy a decirte una cosa y será en serio: "Rómpelo!"
Abrazos y gracias! =)

simplemente yo dijo...

PReciosa declaración, sí señora. Besos